Mientras sigue el bombardeo israelí sobre Gaza, el Centro para mejorar la situación social y económica de mujeres rurales en Gaza, puesto en marcha por la FPSC y su socio local en la zona, Union of Agricultural Work Comités (UAWC), con la ayuda de la Comunidad de Madrid, continúa cerrado. Organizadores y participantes en los cursos de formación profesional para mujeres en la Franja de Gaza se ven obligados a permanecer en sus domicilios, por razones de seguridad.

Mohammad Bakri, responsable del proyecto en la Franja, pudo visitar ayer las instalaciones donde se imparten los cursos, y comunicó que ninguno ha sufrido daños materiales. Por el momento es imposible prever cuándo podrá reabrirse el centro y retomar las sesiones.

Según los informes del señor Bakri el suministro de electricidad y de electricidad se ha cortado. Otros agentes de cooperación en Palestina informan de que varios camiones con medicinas, ropa y alimento de emergencia han podido entrar en la Franja, pero parte de esta mercancía no ha llegado a la población, pues el continuo bombardeo hace imposible la circulación de los camiones. Los hospitales están colapsados, pero el número de heridos sigue creciendo

Por otro lado, el Centro Médico del campo de refugiados de Shati, financiado por la AECID y la Fundación Promoción Social de la Cultura con su socio, Caritas Jerusalén, ha cerrado, porque desde esta zona se lanzaron ayer cohetes hacia Israel, y hoy, en represalia, está sufriendo los bombardeos israelíes. De momento, la clínica, que ofrece un programa continuo de formación y atención sanitaria preventiva para los grupos más vulnerables (mujeres, niños, ancianos y discapacitados), no ha sufrido daños materiales.

La situación en Gaza sigue siendo crítica y se recomienda no salir a la calle. Durante toda la noche han continuado los bombardeos, sobre todo en ministerios y edificios oficiales, y empieza a escasear bienes y recursos de primera necesidad. Asimismo, la población se encuentra sin electricidad ni gas.

Desde esta zona se trabaja en la elaboración de informes sobre la situación para preparar y distribuir ayuda de emergencia tan pronto como sea posible.