Convenio: Mejora de la capacidad de resiliencia de las comunidades rurales de Nablus y Jan Yunis promoviendo su acceso a un desarrollo rural sostenible y con equidad de género

Como consecuencia de la ocupación israelí, los Territorios Palestinos sufren restricciones de movimiento de personas y bienes, y un acceso limitado a los recursos naturales, con graves consecuencias para su población y sus capacidades.

En este contexto, el objetivo general del convenio supone una contribución al cumplimiento del Artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), en el que se afirma que “toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”.

Atendiendo a las diferentes dimensiones de los Derechos Humanos, las líneas de trabajo del convenio se definen de la manera siguiente:

  • Los titulares de derechos (TD) ven aumentada la disponibilidad de los recursos naturales (tierra y agua). El objetivo, por tanto, es garantizar el acceso y la correcta preparación de los terrenos para la explotación agrícola, a través de la apertura de caminos, y la nivelación, vallado y arado de terrenos baldíos. Igualmente, la adecuación de cisternas de recolección de agua de lluvia, rehabilitación de manantiales y albercas, y la instalación y rehabilitación de sistemas de riego por goteo, basados en la eficiencia, mejorarán la gestión eficiente de los recursos hídricos.
  • Las organizaciones rurales de base comunitaria se ven fortalecidas en términos de aceptabilidad y calidad, mediante la creación de vínculos de comercialización y facilitación entre agricultores/as, productores/as y comerciantes; la capacitación a titulares de derechos (TD) y titulares de responsabilidades (TR), a través de cooperativas y asociaciones; y la realización de visitas de intercambio (buenas prácticas y lecciones aprendidas).
  • La adaptación de la población rural al cambio climático y a un entorno adecuado se fomenta en términos de innovación y sostenibilidad, mediante el acceso a energías renovables. Para lograrlo, se promueve el empleo de la energía solar en técnicas agrícolas vinculadas con el bombeo y la desalinización de agua; la reutilización de aguas residuales, y la sensibilización de la población sobre este tema; y la capacitación de titulares de derechos (TD), con especial atención a mujeres, sobre la gestión de los residuos sólidos y distribución de contenedores. Además, la puesta en marcha de programas de sensibilización en buenas prácticas medioambientales y la creación de planes de desarrollo favorecerán la resiliencia de la población palestina.
  • La accesibilidad de las mujeres del ámbito rural a los recursos naturales, así como a la producción y técnicas agrícolas (adecuación de huertos domésticos y formación para la gestión de los recursos hídricos), mejorando sus capacidades productivas e institucionales, se incrementan. Asimismo, se apoyarán emprendimientos productivos agrícolas y su comercialización, y clubes y cooperativas de mujeres. Por último, se incidirá en cuestiones de sensibilización y concienciación pública sobre igualdad de género y acceso a derechos, especialmente entre los titulares de derecho (TD), titulares de responsabilidades (TR) y titulares de obligaciones (TO).