Convenio 2006-2011: Mejora de la educación en la República Democrática de Congo

Mejora de la educación en la República Democrática de Congo, mediante proyectos de desarrollo centrados en educación primaria, alfabetización de adultos y formación profesional, con especial atención a mujeres y niñas

La problemática de la educación en la R.D. de Congo, y de modo especial en la zona Este de Kinshasa y región de Katanga donde se implementará el Convenio, tiene una doble vertiente: el acceso y la calidad de la enseñanza.

Los problemas de acceso a la educación se expresan en bajas tasas de escolarización y alto grado de absentismo, abandono escolar temprano ante el alto coste que la educación supone para muchas familias que viven en una situación de pobreza generalizada. Esta situación afecta de forma particular a las niñas que se ven privadas de la educación por permanecer en casa para atender a sus hermanos.

La baja calidad de la enseñanza se debe a múltiples factores como la inexistencia de materiales pedagógicos, dado su alto coste, escasa motivación de los formadores, deficiente equipamiento escolar junto con un creciente deterioro de las infraestructuras escolares.

Uno de sus objetivos básicos era mejorar el acceso a una educación de calidad en primaria y secundaria de más de 1.000 niños y niñas de 10 escuelas en Katanga y en los distritos de Limete, Matete, Lemba, Ndjili, Kimbaseke y Maluku en la zona este de Kinshasa.

Por otra parte, el Convenio trata también de mejorar las posibilidades de acceso al empleo, al menos de 500 jóvenes y/o adultos que trabajarán en 5 centros de formación profesional a través de los tres instrumentos mencionados.

Para favorecer el acceso al sistema educativo, en especial de los niños que han abandonado la escuela, estaba previsto un plan de acción para mejorar las capacidades y habilidades pedagógicas de al menos 25 responsables de iniciativas que trabajan con niños de la calle. La especialización de varios socios locales en esta área permitirá realizar un trabajo al menos en 4 centros con un impacto directo sobre 200 niños y niñas de la calle.

Por último, se atendió a la alfabetización de adultos, en especial de los padres de alumnos y se llevará a cabo un plan de sensibilización y formación de las familias para lograr una mayor participación de los padres en la educación de sus hijos.

En síntesis, el Convenio se propuso actuar a través de tres instrumentos fundamentales:

  • Capacitación de directores y docentes de centros educativos.
  • Construcción y rehabilitación de edificios.
  • Mejora de los equipos y materiales pedagógicos.

Todos los socios locales fueron instituciones congoleñas, implantadas en el país y con experiencia en el sector educativo. Cada organización, según su especialidad y competencias, se responsabilizó de diferentes acciones del Convenio para dar mayor coherencia a la intervención. Para ello se determinaron los procedimientos de intervención y se creó un Comité de ejecución del Convenio.

El Convenio aportó también un componente de apoyo institucional y de fortalecimiento de los distintos socios locales tanto en el sector educativo como en la gestión y coordinación de las acciones de cooperación internacional.

Las líneas de trabajo propuestas coinciden con las líneas estratégicas establecidas en el Plan Director de la Cooperación Española y se integran también en la política del gobierno de la R.D. de Congo definida en el Document de stratégie pour la réduction de la pauvreté 2005, que subraya la importancia de la educación como medio para combatir la pobreza en un país donde más de la mitad de la población tiene menos de 18 años.