Servicios de salud y actividades inclusivas para los refugiados sirios con discapacidad en el campo de Za’atari, Jordania

Desde que se inició el conflicto en Siria en 2011, mucha de su población ha huido a Jordania. En septiembre de 2015, el número de refugiados sirios en el país jordano ascendía a 629.266, 79.696 de los cuales se han establecido en el campo de Za’atari, ubicado en el norte.

A menudo, las personas con discapacidad (PcD) son marginadas dentro de la sociedad y, en especial, cuando suceden crisis humanitarias. Muchas veces son excluidos de la comunidad; las actividades educativas y recreativas o los servicios y suministros que necesitan no están físicamente en un lugar adecuado para que puedan acceder a ellos y recibir una atención apropiada.

Los servicios de atención médica secundaria realizada por fisioterapeutas cualificados junto con la mejora de la movilidad gracias a la evaluación individualizada, y la distribución, reparación y mantenimiento de los dispositivos para la movilidad facilitan la igualdad de oportunidades para las PcD en el campo de Za’atari con respecto a otras personas. De la misma manera, la promoción del papel que tienen las personas con discapacidad en la sociedad (por medio de la sensibilización y la actividad de teatro inclusivo) constituye un elemento fundamental para garantizar los derechos y proteger la dignidad de las PcD en la sociedad.

Por consiguiente, para lograr el objetivo general del proyecto, mejorar la vida de las personas más vulnerables de la comunidad, con especial atención a la población con discapacidad física y mental, se prevé:

  • Mejorar la movilidad y habilidades funcionales de niñas, niños, mujeres y hombres, gracias a una adecuada rehabilitación, fisioterapia y/o evaluación especializada, y la distribución o mantenimiento de dispositivos para la movilidad.
  • Incrementar la sensibilización acerca de los derechos de las PcD, los riesgos de protección específicos de mujeres, niños, niñas y hombres con discapacidad, los servicios disponibles dentro del campo para mujeres, niñas, niños y hombres sirios con discapacidad y sus familias o tutores, y los voluntarios sirios y otros miembros de la comunidad y ONG que trabajan en el campo de Za’atari.

Asimismo, este proyecto promocionará, ejemplificará y manifestará la «inclusión» de las PcD en las actividades recreativas y de la comunidad.

El conjunto de los beneficiados directos gracias a este proyecto será aproximadamente de 506 personas, siendo en su mayoría personas con discapacidad, en especial mujeres y niños. Cerca de 2.530 personas se verán beneficiadas indirectamente a través de este proyecto.