El pasado Febrero finalizó con éxito el proyecto «mejora de las condiciones socioeconómicas de la mujer rural en Gaza» financiado por la AECID e implementado por la FPSC y UAWC en la franja de Gaza.

300 mujeres desfavorecidas de zonas rurales han participado en los cursos de formación y han recibido el equipamiento básico para poner en marcha pequeñas unidades de producción agropecuaria. 

Las mujeres han participado también en seminarios y talleres sobre Derechos Humanos y nutrición familiar.  Salma Abdullah Salem Abu-Mashi, casada y madre de 6 hijos, es una de las participantes en el proyecto. Gracias a la formación y a la recepción de una cabra preñada y 50 kilos de pienso espera poder producir leche para su consumo doméstico y en un futuro, para la venta de productos lácteos caseros.

Antes de la intervención militar de Israel en 2009, sus hijos recibían un vaso de leche cada mañana en la escuela. Debido al bloqueo y a la subida de los precios, ese consumo se ha reducido a una ración semanal.

Salma cree que ahora podrá garantizar las necesidades nutricionales de sus hijos menores.  «Muchas mujeres como ella son responsables de la seguridad alimentaria de sus familias,  y la formación sigue siendo una necesidad esencial para poder conseguirlo» comentó la coordinadora del programa en Gaza, Mrs. Souzan Tarazi en el acto de reparto de cabras a las beneficiarias.