El pasado 27 de mayo, la FPSC participó en Valencia, en la ceremonia del XIX Premio de Cuentos Fundación Mainel que se celebró en el salón de actos de esta Fundación.

Durante la ceremonia, Carmen Seoane, técnica de proyectos de la FPSC, ofreció una ponencia sobre el problema del Agua en la actualidad.

Además, presentó el vídeo “El Derecho al Agua en Palestina” que incluye diferentes testimonios desde terreno sobre cómo afecta la escasez del Agua a los agricultores de la región, beneficiarios del Convenio de Desarrollo Rural de la FPSC en Cisjordania, y de buenas prácticas para mitigarlo.

Cinco estudiantes de la Comunidad Valenciana y otros tantos procedentes de Madrid, Cataluña, Aragón y Navarra, fueron los ganadores en esta edición que ha llevado por lema “El mundo que quieres”.

El Premio de Cuentos Fundación Mainel es una de las actividades más importantes de la Fundación, que este año celebra su XXV aniversario, ya que une sus dos áreas de trabajo: cooperación para el desarrollo y fomento de la cultura. En esta edición el Premio se ha realizado con la colaboración de Fundación Promoción Social de la Cultura y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Anteriormente, el 6 de mayo, el Colegio Santa Mónica de Madrid invitó a la FPSC a impartir una sesión de sensibilización sobre su trabajo con los refugiados sirios e iraquís, como parte de un plan que ha tenido como objetivo que alumnos, padres y profesorado tomen mayor conciencia sobre esta realidad y promover la solidaridad.

Desde la FPSC, Fernando Mazarro, técnico de ayuda humanitaria, visitó las instalaciones del colegio ubicado en Rivas Vaciamadrid, para explicar a un grupo de padres la situación actual en Oriente Medio y la actividad humanitaria de la Fundación en la región, que desde el comienzo de la guerra en Siria en 2011 se dirige a los colectivos más vulnerables: menores, personas con discapacidad, ancianos, mujeres y minorías, por ser quienes padecen con más rigor las consecuencias de los conflictos armados.

Los asistentes a la exposición, no solo se mostraron muy interesados y participaron activamente en el debate que se celebró posteriormente, sino que colaboraron económicamente para la sostenibilidad de la actividad de la FPSC en el campo de refugiados de Za’atari (Jordania) donde, desde su clínica de fisioterapia y rehabilitación, se atiende a personas con discapacidad, en su mayoría niños, y en el campo de refugiados Virgen María de Badgad, para cubrir las necesidades básicas de los refugiados cristianos desplazados.

Asimismo, el colegio ha involucrado a los alumnos animándoles a realizar dibujos que ilustren la situación de los refugiados. Entre los trabajos de los alumnos de primaria, se ha premiado el mejor, y los de secundaria se mandarán a terreno para su distribución entre los niños de edades similares de los campos de Jordania e Irak.

Desde la FPSC agradecemos al colegio la organización de esta gran iniciativa solidaria y su apoyo a nuestro trabajo en Siria e Irak, y a todas las personas involucradas, su activa y generosa participación.