En ocasión del Día Internacional de la Mujer la fundación reivindicó que se garanticen los derechos humanos para todas las mujeres.

En Etiopía las mujeres tienen menor acceso que los hombres a la tenencia de tierra, al crédito y a la herencia, lo que determina diferencias en los niveles de desarrollo humano entre hombres y mujeres.

Además en este país existen problemas que suponen una vulneración de los derechos más fundamentales de las mujeres y las niñas como son los matrimonios forzosos a edades tempranas y la mutilación genital femenina (MGF).

En un país que tiene una de las peores desigualdades de género en el mundo y en una región donde la práctica de la MGF es abrumadora, 23,6 millones de niñas mutiladas, la Fundación Promoción Social en consorcio con RESCATE y las contrapartes locales Ethiopian Catholic Church Social and Development Commission (ECC-SDCO) y HAVOYOCO, y el gobierno local, trabajamos para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas y su empoderamiento social, político y económico, uno de los tres objetivos específicos del convenio financiado por AECID.

Por ello, los días 7 y 8 de marzo se organizaron diferentes actividades en tres woredas de la zona de Jijga para fortalecer la igualdad y el empoderamiento de la mujer en esta región somalí en Etiopía.

En este día tan señalado dimos voz a las mujeres y señalamos todas las injusticias y desigualdades que sufren por el hecho de ser mujeres y/o niñas.

Una violación intolerable de los derechos de la mujer en el área de ejecución del convenio es la mutilación genital femenina (MGF). Un 97% de las niñas somalís son circuncidadas cuando tienen una edad de entre 7 a 15 años.

Las actividades se realizaron en tres de los 5 woredas donde se implementa el proyecto, que contó con la presencia de más de 500 personas, en su mayor parte mujeres.

Para darle un aire festivo y de celebración a pesar de que queda un largo recorrido para conseguir la igualdad de género, también se desarrollaron eventos más festivos como bailes somalíes y representaciones teatrales con una crítica al reparto de roles entre hombres y mujeres y a la violencia machista.

A través de estas actividades de sensibilización diseñadas con la oficina de la mujer el objetivo era que las niñas y mujeres participantes conocieran sus derechos reconocidos en la legislación etíope y se convirtieran en agentes de cambio para promover la igualdad de género en sus comunidades, desafiando los conceptos erróneos y el daño causado por la MGF.

Para conseguir tal objetivo distintas mujeres de la oficina de la mujer y del gobierno realizaron discursos para alentar a las mujeres y niñas y hablar sobre los riesgos de la MGF y cualquier práctica violenta contra ellas.

En el evento participaron multitud de actores que intentan hacer frente a cualquier forma de violencia de género.

Destaca la participación de dos clubs de niñas de dos colegios de la zona, a los que se les da soporte en el marco del convenio, que dedican su tiempo a concienciar y erradicar el matrimonio infantil, el abandono de los estudios a una temprana edad y la MGF desde el colegio.

Varias expertas de la oficina de la mujer alertaron de las consecuencias dañinas en la salud de la MGF y la necesidad de su erradicación.

En el acto también estuvieron presentes líderes de la comunidad y líderes religiosos para que escucharan a las mujeres y dieran su