FPSC y AeC colaboraron entre los años 2006 y 2010 en la renovación de la escuela de Almahabbah, situada en el pueblo de Kfar Nabrakh, que se encuentra en el Chouf, una región montañosa del Líbano donde los enfrentamientos entre cristianos y drusos durante la guerra civil fueron especialmente violentos.

Siguiendo su estrategia de desarrollo integral, AeC se propuso desde el primer momento abrir las puertas de la escuela a ambas comunidades religiosas, e integrar en las clases a alumnos regulares con estudiantes con necesidades especiales, físicas o psíquicas, hasta los más altos grados de deficiencia o autismo.


La FPSC y la AECID decidieron integrar esta escuela en el Convenio para la Mejora de la Educación en Oriente Medio, que cofinanciaron hasta el año 2010. Pues bien, tras 15 meses de haber finalizado el proyecto, Irene Cabrera, por parte de la AECID, y Enric Roig, por parte de la FPSC, fueron invitados a visitar el proyecto, que ha seguido desarrollándose más allá de la ayuda proporcionada por ambas instituciones.

 
Durante la visita se contemplaron algunos de los espacios rehabilitados por el Convenio, como el laboratorio de física y química, el aula polivalente o la sala de maternal. Pero sobretodo se estableció contacto con los alumnos de la escuela, que provienen de familias con pocos recursos y no pocas veces padecen discapacidad de menor o mayor grado.

En una de las aulas, Daniel, un niño de cinco años con deficiencia mental, nos mostró orgulloso el “collage” que acababa de terminar. Junto con seis amigos, se encontraba en una sesión especial dedicada solo a ellos. A continuación, sin embargo, se iba a reunir con los alumnos regulares de la escuela para cursar con ellos las materias de música, plástica o educación física, que no le suponen ningún problema. De este modo, Daniel y sus compañeros pueden gozar de las mismas oportunidades que cualquier niño o niña de su edad, participar en los juegos de sus vecinos y ser recibido y aceptado como uno más del grupo.

La visita se enmarca en la revisión de la Evaluación Final del Convenio para la Mejora de la Educación en Oriente Medio que la AECID está llevando a cabo en los cinco países de intervención, Palestina, Líbano, Siria, Jordania y Egipto.