El pasado mes de octubre, como una actividad más del proyecto que presta apoyo al Centro de Discapacitados en Dakhla (Sáhara Occidental), y que está financiado por el Consejo Pontificio Cor Unum, dos ópticos y una oftalmóloga visitaron el Centro para realizar revisiones oculares a la población.

Esto ha sido posible gracias a la colaboración de la Fundación Cione Ruta de la Luz, cuya misión es ayudar a la población menos favorecida en la mejora de su salud visual.

Así, durante una semana, los profesionales se desplazaron a Dakhla y realizaron de manera voluntaria revisiones a 520 personas, prestando especial atención a los niños, y más concretamente, a aquellos con necesidades especiales que son atendidos en el Centro y a los que procedían de las escuelas con aulas adaptadas para alumnos sordomudos.

Según los voluntarios, para la inmensa mayoría de estos niños, ésta ha sido su primera revisión ocular, y en consecuencia, aquellos en los que se detectó miopía podrán utilizar gafas por primera vez.

También se realizaron revisiones entre los adultos, eligiendo, de entre el gran grupo que acudió, a las personas con menores recursos económicos.

Posteriormente a esta visita, y detectadas las necesidades, en los talleres de la Fundación Cione RdL, se montarán alrededor de 200 gafas correctoras, que serán enviadas a la Asociación de Discapacitados de Dakhla para su distribución entre los beneficiarios.

Desde la FPSC queremos agradecer a los voluntarios el tiempo que han dedicado a favor de la población de esta región del Sáhara Occidental, y su labor, muy necesaria en Dakhla, pues a pesar de que en la ciudad hay dos hospitales, no hay posibilidad de recibir atención médica especializada, por la ausencia de especialistas en el hospital civil y el acceso restringido del hospital militar.