El proyecto de Mejora de la calidad de vida de la población pobre de la comunidad de La Reina, Nicaragua avanza a muy buen ritmo y ya entra en su fase final de ejecución. Esta fase incluye la reforestación de las dos cuencas de agua (La Reyna y El Naranjo) para proteger las fuentes de agua que abastecen los dos sectores.

La reforestación incluye 1.800 árboles en cada una de las cuencas (3.600 en total) y es muy importante porque aumenta las reservas de agua y asegura el afianzamiento de la cuenca. En zonas de alta pluviosidad en algunas épocas del año, la reforestación ayuda a la estabilidad del terreno y al control de los manantiales.

Ya se ha realizado la primera compra de 1.800 plantas y se están trasladando a la cuenca. Aunque la idea original era comprar semillas y crear viveros propios, durante la ejecución del proyecto se ha considerado comprar directamente las plantas en viveros. La plantación se realizará al ir finalizando la época de lluvias pero siempre hay descargas importantes de agua y el terreno está muy húmedo. Pero eso es necesario que las plantas tengan un nivel de crecimiento adecuado para que tengan la fortaleza necesaria para enraizar.

Por otra parte se utilizan especies árboreas autóctonas, en concreto la distribución de la primera reforestación será:

• 500 Pochote

• 500 Roble

• 800 Guapinol