Comienza su actividad de voluntariado de ocio y acompañamiento con personas con discapacidad intelectual un nuevo grupo de mujeres jóvenes profesionales

Clara y Paola son dos de las integrantes del nuevo grupo de voluntarias que comenzaron su actividad de voluntariado de ocio y acompañamiento, el pasado 20 de enero, en el Centro Ocupacional Barajas (residencia de personas con discapacidad intelectual).

Este grupo de voluntarias de Promoción Social lo integran mujeres jóvenes profesionales.

La actividad en este centro durante los fines de semana es muy necesaria. La ubicación del centro, en una zona mal comunicada, dificulta que los residentes puedan realizar salidas de forma más autónoma.

Voluntarios de Promoción Social, hombres y mujeres profesionales, de edades comprendidas entre los 23 y 35 años, realizan este voluntariado de ocio y acompañamiento desde hace tres años. La relación con los residentes es muy estrecha y todos disfrutan de las actividades que se realizan: juegos de mesa si el tiempo no acompaña, deportes al aire libre, música, etc.

Clara y su grupo comenzaron su actividad tras una formación inicial que incluyó su participación en la actividad con otros voluntarios de Promoción Social más “veteranos”; ello, ha permitido aumentar la frecuencia de la actividad.

Nos cuenta Clara, tras su primera visita:

“Comenzamos la actividad de voluntariado el pasado sábado, llegamos a las 11 o 11.10. Estuvimos en la cafetería con un grupo de 15 personas aproximadamente, jugando todos al bingo, al parchís y otros juegos de mesa. Algunas de las voluntarias y de los residentes fuimos a dar un paseo. La actividad duró hasta la hora del aperitivo en el comedor.Fue una experiencia muy buena, todos quedamos muy contentos y esperamos ya volver a vernos…”

2018-01-31T09:37:36+00:00 24 de enero de 2018|