En la región de Mafraq, al norte de Jordania, JOHUD, el socio local de la FPSC en el Convenio “Mejora de la gestión de recursos hídricos en el sector agrícola para garantizar la seguridad alimentaria en Territorios Palestinos y Jordania” ha comenzado la construcción de varias unidades de tratamiento de aguas grises.

El objetivo de la reutilización de aguas grises es ayudar a la población rural empobrecida jordana a mejorar la gestión de los recursos hídricos, disminuyendo los gastos de consumo de agua. En esta región se implementarán durante el año 2011, catorce unidades de aguas grises: una en el Centro de Desarrollo Comunitario de JOHUD en Mafraq, como costrucción-piloto, doce en el pueblo de Rihab, y una en el pueblo de Kafrain.

A la hora de seleccionar los beneficiarios para proceder a la instalación de las unidades de aguas grises en sus terrenos y huertos, se han tenido en cuenta muchos factores, entre ellos: la utilización previa de aguas grises, aunque no estuviesen tratadas; el cultivo de determinados productos en sus huertos; la situación económica familiar; situaciones particulares (fallecimiento de uno de los padres, personas enfermas, etc.); el papel activo de las mujeres en la toma de decisiones a nivel familiar.

El representante de la FPSC en Jordania acompañó el socio local en una visita de seguimiento a las costrucciones de las doce unidades de tratamiento de aguas grises en el pueblo de Rihab, y a la costrucción en el CDC de JOHUD en Mafraq.

El tratamiento de aguas grises es una de las líneas de intervención principales del Convenio, ya que la obtención de recursos hídricos alternativos para un uso agrícola constituye uno de los grandes retos de la gestión de recursos hídricos en estos países.