El pasado 5 de diciembre tuvieron lugar en el Santuario de Torreciudad (Huesca) dos sesiones de sensibilización sobre la situación de los refugiados en Oriente Medio a cargo de José Luis Zatarain, Director de Comunicación y Voluntariado de la FPSC.

El público lo componían más de 300 mujeres jóvenes procedentes de asociaciones y colegios mayores de toda España con edades comprendidas entre los 14 y los 25 años.

Dicha conferencia se enmarca dentro de la actividad de Educación para el Desarrollo de la Fundación.

La conferencia, con el título “Situación de los refugiados hoy: Siria e Irak, ¿Qué podemos hacer?”, en su parte inicial, abordó diferentes temas como qué es una ONGD, la necesidad de variar la mirada hacia las personas en riesgo de exclusión social, las actividades de voluntariado y acción social en España, el concepto de Cooperación al Desarrollo, explicando el papel fundamental de los socios locales con ejemplos de proyectos en diferentes sectores y países en los que trabaja la FPSC, y finalmente el concepto de ayuda humanitaria.

El tema central de las ponencias se centró en explicar la situación de los refugiados en Siria e Irak.

Se abordaron las causas de esta situación: el conflicto en Siria como drama humanitario sin precedentes desde la II Guerra Mundial que ha motivado el desplazamiento dentro de sus fronteras de más de 8 millones de personas y el éxodo masivo de más de 4 millones de personas hacia sus países vecinos y la solidaridad de estas naciones de acogida.

Se quiso ahondar en aspectos como ¿Qué es un refugiado? incidiendo en la idea de que nos podría haber ocurrido a nosotros  si ese tipo de situación hubiera ocurrido en España.

Para ayudar a la comprensión de la situación de los refugiados sirios se informó acerca de los proyectos de ayuda humanitaria de la FPSC con refugiados sirios en Líbano y Jordania, con especial atención a la clínica de la FPSC en el campo de refugiados de Za’atari, en el Norte de Jordania,  donde la FPSC es la única ONGD española con presencia permanente, y se ofrece atención fisioterapéutica, se distribuyen y ajustan ayudas a la movilidad y sillas de ruedas entre personas con discapacidad, y se realizan actividades inclusivas para los niños del campo.

Posteriormente se abordó el tema de los cristianos perseguidos en Irak, subrayando la enorme dignidad de estas personas, que han sido obligadas a abandonarlo todo, por no apostatar de sus creencias religiosas.

Se ofrecieron testimonios de familias que están sufriendo esta situación y, en concreto, se ofreció el ejemplo de los refugiados en el Campo Virgen María de Bagdad, y el proyecto allí de la FPSC.

La parte final de las presentaciones se centró la pregunta de ¿Qué podemos hacer? Incidiéndose en la necesidad de cambiar la forma de mirar la información que va llegando sobre los refugiados, desde la empatía  y no como meros espectadores, viendo la posibilidad de colaborar con iniciativas sociales que trabajan con los refugiados que están llegando a nuestro país.

Se terminó cada sesión comentando la campaña de Navidad de la FPSC “#noestaissolos” y se grabó un gran vídeo felicitando la Navidad en árabe (AID MILAD MAYIT) que se enviará cristianos de Siria e Irak por Navidad.