Durante las pasadas semanas, en el marco del Convenio de Agua 2010 – 2014, financiado por la AECID, se visitaron varias ubicaciones en la región de Karak, en el centro sur de Jordania (cerca del Mar Muerto). En esa región de Karak, se empezó una colaboración con IFAD, que está desarrollando un proyecto muy parecido, sobre la reutilización de recursos hídricos. Como consecuencia, IFAD indicó algunas localidades en las que se podría colaborar con ellos en la zona, entre las que se encuentra el pueblo jordano de Irak (se denomina igual que ese vecino país), ésta es una de las prioridades del proyecto de IFAD, donde entre las acciones prioritarias a desarrollar se encuentra la rehabilitación los canales de riego.

Las principales conclusiones de la visita a Irak fueron las siguientes:

– La mayoría de los agricultores plantan olivos, algunos de ellos cultivos como el ajo y la cebolla;

– Algunos de los agricultores utilizan riego por goteo, pero la mayoría de ellos riego de superficie, con lo cual la eficiencia del riego es muy baja, ya que la mayoría del agua se pierde en el perfil del suelo;

– Los agricultores rompen los canales de riego en la entrada de sus granjas para obtener acceso al agua en sus granjas, con lo cual hará más pérdida de agua.

 

De acuerdo a la situación actual, el staff de JOHUD estimó que hay un alto potencial para trabajar con el grupo de agricultores de este pueblo, teniendo en cuenta que será bueno para establecer una buena cooperación con IFAD.

El siguiente paso a seguir será la realización de un estudio de necesidades de los agricultores, para conocer también de forma clara la situación del pueblo.