El proyecto que FPSC junto con Food for the Poor lleva a cabo en Haití, gracias a la financiación de OFID, está en la recta final de su ejecución.

Desde su inicio, en octubre de 2014, se han construido casi 150 viviendas con soluciones de saneamiento (cuarto de baño) y recogida de agua, en un área altamente empobrecida con graves carencias de acceso al agua y el saneamiento. Unas viviendas destinadas a familias con escasos o nulos recursos de las regiones de Les Cayes, Leogane y Thomazeau. Durante este periodo, se han construido 15 nuevas casas en Thomazeau con el apoyo de OFID.


También se ha completado el ciclo de formación, iniciado meses atrás, vinculado a la organización de instituciones comunales encargadas del control del agua y de inspeccionar y testear la calidad de las fuentes de agua potable, un aspecto fundamental para la sostenibilidad del proyecto. Estas actividades vienen a completar la creación de sistemas de tratamiento de agua instalados en el periodo anterior, dotando a cada una de las comunidades de una planta potabilizadora de agua que funciona gracias a la energía solar.