En un momento de máxima tensión en Oriente Medio, palestinos, israelíes y la comunidad internacional se dan cita en VI Seminario del CEMOFPSC “Israel, Palestina, Jerusalén y los Santos Lugares: Pasado, Presente y Futuro”, celebrado el 2 de junio de 2010, para debatir cómo administrar Jerusalén y los Santos Lugares una vez firmada la paz.

Este encuentro se ha producido apenas 48 horas después del altercado por la flotilla que se dirigía a Gaza. La iniciativa se ha mantenido en pie gracias al compromiso de los ponentes y al interés pacifista de la organización.

Han participado personalidades internacionales de la talla de Yossi Beilin, ex-Ministro de Justicia israelí y Presidente de la «Geneva Initiative», Afif Safieh, considerado el diplomático palestino con más experiencia en misiones delicadas, Henry Laurens, Profesor del Collège de France, Leonardo Senkman, Profesor de la Universidad Hebrea, Mahdi Abdul-Hadi, Presidente de PASSIA, Enrico Molinaro, Presidente del Centro para los Lugares Santos de Jerusalén, Pedro Lopez Aguirrebengoa, Embajador de España, o Nadim Shehadi, Miembro asociado de Chatham House (Reino Unido).

El seminario, que ha comenzado con un acto de homenaje al Embajador Samuel Hadas, primer Embajador de Israel en España y miembro del Comité Asesor del CEMOFPSC, que falleció en Jerusalén el pasado 10 de enero, mientras trabajaba en la preparación de este seminario, concluye tras hacer un repaso exhaustivo de las posibles soluciones para la ciudad de Jerusalén con el fin de alcanzar la paz entre Israel y Palestina.

Como es bien conocido, Jerusalén constituye una temática de extrema complejidad, como punto neurálgico disputado por las tres grandes religiones monoteístas.

La cuestión del futuro de Jerusalén ha adquirido tres dimensiones principales, que se superponen y crean un nudo gordiano: la religiosa (estatus de los Lugares Santos); la cultural internacional (Jerusalén reconocida por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad); y la político-territorial.

Por ello resulta esencial para una solución de la “cuestión de Jerusalén” el cuidadoso encuadre de la problemática en sus elementos básicos: el problema de soberanía territorial, el del gobierno y administración de la Ciudad, y el del estatuto de los Santos Lugares de las tres religiones. El propósito del encuentro es abundar en la labor ya realizada por otros y reunir, en un «instrumentum laboris», los principales datos del pasado y del presente que concurren en tan delicada y extensa materia.