En estos momentos, la población residente en las 51 villas de la Reserva Natural de Ngoc Son Ngo Luong está seleccionando una serie de actividades (aparte del turismo) que pretenden crear alternativas socioeconómicas compatibles con la biodiversidad que alberga este espacio protegido, propiciando el desarrollo sostenible con la conservación del medio ambiente en un lugar de alto valor ecológico. En esta primera fase se estima que se desembolsará unos 31.000 euros.

 

Éste es el colofón de un largo proceso propulsado por el convenio de ecoturismo financiado por la AECID para realizar 51 planes de desarrollo de villa a través de la población local y con el apoyo de los guardas forestales del Departamento de Protección Forestal de Hoa Binh y personal de la FPSC en Vietnam.