Si no fuera por el Colegio del Pilar, las más de 200 alumnas palestinas con las que cuenta cada año no recibirían la educación de calidad de la que participan hoy en día.

La mayoría de los padres no pueden pagar los costes de escolarización de sus hijas pero eso no significa que las niñas no puedan acudir a esta escuela.

Han pasado ya tres años desde que las niñas palestinas del Colegio de Nuestra Señora del Pilar de Jerusalén comenzaron a disfrutar de los resultados del programa “Alfabetización y convivencia solidaria de niñas palestinas desfavorecidas en el Colegio Español de Jerusalén” financiado por la Fundación Reina Sofía implementado en Jerusalén a través de la FPSC.

Dentro de la peculiaridad que define a la ciudad de Jerusalén, el Colegio del Pilar se perfila como un elemento especial y único. La convivencia pacífica entre niñas palestinas musulmanas y cristianas de entornos sociales completamente distintos y en su mayoría muy complicados, es una realidad que solamente se ve en esta escuela situada en el corazón de la ciudad antigua.

Desde el inicio del programa de la FRS, con cada comienzo de curso, desde 2008, nuevas alumnas de entre 4 y 6 años se han incorporado al Colegio participando plenamente en el proceso de alfabetización. En total, han sido unas 186 alumnas que hoy en día continúan su educación en el Colegio del Pilar.

Material escolar, clases de música y matemáticas y religión, entre otras cosas, han sido posibles gracias a este programa que finalizó con éxito el pasado mes de julio.