Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:»Tabla normal»;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:»»;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:»Calibri»,»sans-serif»;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:»Times New Roman»;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

La Fundación Promoción Social de la Cultura organizó el pasado 25 de septiembre el «Encuentro Internacional Álvaro del Portillo: 40 iniciativas contra la pobreza» en el auditorio de la Fundación ONCE, que contó con la participación de iniciativas sociales de todo el mundo impulsadas o promovidas directamente por el beato Álvaro del Portillo.


La presidenta de la Fundación Promoción Social de la Cultura, Jumana Trad, envió desde Iraq un saludo de bienvenida a los asistentes. En sus palabras subrayó que estas jornadas «podrían haberse llamado 40 maneras de cambiar el mundo, porque eso es lo que ha pasado desde que cada una de ellas se puso en marcha. Todas han cambiado la vida de muchas personas, con nombres y apellidos».

Responsables de estas iniciativas expusieron este jueves el trabajo que realizan a favor de cientos de miles de personas, pobres, jóvenes, inmigrantes, mujeres, desde el Bronx de Nueva York, hasta Nigeria, pasando por Kenia, o Guatemala.

Las dificultades, entusiasmo y los retos a los que se enfrentaron en sus inicios estos proyectos, la pobreza en los países desarrollados, las iniciativas desarrolladas en el campo de la salud, la promoción de los derechos humanos, y en especial en el de la dignidad de la mujer, y la educación como motor de cambio y desarrollo fueron los temas principales abordados en el encuentro.

El Centro Educativo Kinal nació junto al basurero municipal de Guatemala y atiende a 1.500 jóvenes, la mayoría de ellos procedentes de familias con escasos recursos. En palabras de su responsable Edgar Umaña «tiene unas instalaciones que cualquier colegio muy bueno envidiaría, pero la diferencia es que está destinado a niños cuyas familias no podrían pagarlo».

Otra de las iniciativas, el Niger Foundation Hospital, nació en 1991 con apenas tres doctores y algunas camas como sugerencia de Álvaro del Portillo. En palabras de su director, Ito Diejomaoh, hoy en día cuenta trabajan en este centro 20 médicos y especialistas y se atienden hasta 40.000 consultas al año. El hospital se encuentra en una zona pobre de Nigeria, la consulta de sus pacientes es gratuita, y los medicamentos, muy baratos.

El Centro Rosedale, en el barrio del Bronx de Nueva York, es una iniciativa de profesionales y madres del barrio que busca sacar a las niñas de un ambiente de pobreza, violencia y delincuencia y les ayuda a aprender un oficio.

Frankie Gikandi es la directora de Kimlea, un centro ubicado a 30 kilómetros de Nairobi que proporciona educación, asistencia sanitaria y apoyo a mujeres, del ámbito rural de Kenia, en riesgo de caer en las redes de la prostitución como única alternativa para sacar adelante a sus familias. Kimlea forma a estas capacitándolas para mejorar su situación laboral.

La figura de Álvaro del Portillo fue clave en el origen de estas iniciativas.

En el caso de la FPSC, esto se traduce de las palabras de Pilar Lara, Presidenta de la FPSC durante el periodo 1987-2013, al hablar de los comienzos de la Fundación:

“Mi llegada a la zona (Oriente Medio) fue casi fortuita; la Unión Europea había concedido a la Fundación Promoción Social de la Cultura, que presido desde 1987, varios proyectos para desarrollar en la zona, pero no lo veíamos viable. Viajé al Líbano por primera vez para explicar a los que iban a ser los destinatarios de la ayuda que rechazaría el proyecto”.

“Sin embargo, al llegar me di cuenta de la situación del país después de la guerra civil y de los cristianos. Hablé con Don Álvaro del Portillo, entonces Prelado del Opus Dei. Don Álvaro me dijo que la situación de Oriente Medio era uno de los temas que más importaba a Su Santidad Juan Pablo II y me pidió que siguiera adelante”.

 

Vídeo de cierre del «Ecuentro Internacional Álvaro del Portillo: 40 iniciativas contra la pobreza»

 

Cadena COPE. La Tarde con Ramón García: «Don Alvaro promovía la lucha contra la pobreza». (Intervención de Macarena Cotelo, Directora de Proyectos de la FPSC: Min. 3.45).

 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]