En la Universidad de Belén tienen muy claro que solamente existe una manera pacífica y eficaz de hacer frente al conflicto, en palabras de Brother Robert Smith, Vicepresidente de Asuntos Académicos de la Universidad de Belén, «frente a la ocupación: Educación».

Con este reconocimiento al papel tan crucial que desempeña la educación, comenzó el acto de entrega de diplomas que se celebró el pasado jueves en Belén, y que quiso clausurar de esta forma el primer ciclo de actividades formativas para profesores de las 50 escuelas que participan en el Convenio de Educación financiado por la AECID. »

Tras poner en práctica todo lo que aprendí en las clases de drama, puedo asegurar que la diferencia en la manera en la que mis alumnos siguen la clase es palpable», comentaba una profesora de inglés que inmediatamente aplicó lo aprendido a sus clases. Y es que los diplomas que se entregaron reconocían la participación de los profesores en los cursos de inglés, matemáticas y árabe para niños con necesidades especiales, cursos de supervisión académica y sesiones de drama, entre otras.

De igual forma, se celebraron otros dos actos de entrega de diplomas en las localidades de Halhoul (Norte de Hebrón) y en Ram (Jerusalén Este).