El 31 de diciembre de 2014 han finalizado dos convenios de cooperación financiados por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), que con una duración de 4 años han incidido en la mejora de la calidad de la educación primaria y secundaria en Territorios Palestinos y en la gestión de los recursos hídricos para garantizar la seguridad alimentaria en Jordania y Territorios Palestinos.

Con el convencimiento de que una gestión eficiente del agua mejorará la productividad agrícola y, en consecuencia, ayudará a garantizar la seguridad alimentaria, en junio de 2010 se inició el convenio “Mejora de la gestión de recursos hídricos en el sector agrícola para garantizar la seguridad alimentaria en Territorios Palestinos y Jordania”, en consorcio con las organizaciones JOHUD (Jordania) y PARC (Territorios Palestinos). El convenio ha contemplado las siguientes líneas de trabajo:

•    Creación y mejora de infraestructuras y herramientas con el objetivo de maximizar los escasos recursos hídricos disponibles: construcción de invernaderos, sistemas de canalización del agua, cisternas, rehabilitación de manantiales, distribución de tensiómetros, sistemas de riego por goteo, etc.
•    Formación de los agricultores en nuevas técnicas agrícolas y en el mantenimiento de las infraestructuras de riego.
•    Fortalecimiento de las asociaciones d regantes y fomento de la participación social en la gestión del agua, a través de diversas actividades formativas y de sensibilización.

Por otra parte el convenio “Mejora de la calidad de la enseñanza primaria y secundaria en Territorios Palestinos”, en el que se ha contado como socio local con la Universidad de Belén, ha continuado el trabajo iniciado en un convenio anterior y se ha prestado especial atención a la formación del profesorado, creando un programa de diplomatura para profesores en activo sin titulación, e incidiendo, a través de su programa “Quality Education for All Through Partnership”, en el uso de las nuevas tecnologías en las aulas, en el área de la Educación Especial para integrar a los alumnos con necesidades especiales, y en pedagogía y métodos de enseñanza.

Tras la finalización de este convenio, se ha contribuido a mejorar las capacidades de 58 directores de escuela y 1.230 profesores, y a ofrecer una educación de calidad a 20.000 estudiantes.