El pasado mes de marzo finalizó la construcción y equipamiento del Centro de Prácticas que formará parte del Centro Social Vega Baja, un centro social para la formación de mujeres jóvenes procedentes del medio rural en el municipio de Diriamba, Carazo. La construcción de este centro se enmarca dentro del proyecto “Empoderamiento de mujeres rurales de escasos recursos del Departamento de Carazo, Nicaragua, mediante la implantación de un Programa de formación técnica y ocupacional orientado al emprendimiento y liderazgo”, financiado por la Junta de Castilla y León, y que finaliza en agosto del presente año.

 

Tras la finalización de la construcción, se han iniciado las actividades previstas asociadas al Centro, como los cursos de formación de las alumnas en diversas materias, y los trámites para poder ofrecer cuanto antes servicios de gastronomía y alquiler de salones para eventos, lo cual contribuirá a la sostenibilidad del proyecto educativo.

Hasta la fecha, se han impartido los cursos previstos, con un carácter íntegramente práctico, de cocina, pastelería, costura, camarera de hotel y emprendimiento, que han tenido una gran acogida. Durante la formación se cuenta con la colaboración y asesoría de empresas de la zona de reconocido prestigio, cuyas instalaciones son visitadas por las alumnas. Asimismo, muchos de los profesionales de estas empresas colaboran con el Centro impartiendo los cursos formativos y estableciendo de esta manera contacto con las estudiantes.

Por otra parte, para asegurar el éxito del proyecto educativo se están estableciendo relaciones y alianzas con entidades de la zona. Hasta la fecha, se ha firmado un convenio con la Cámara de turismo de Carazo (CANTUR), constantemente se crean nuevas alianzas con empresas del sector con capacidad para acoger la las estudiantes en prácticas y se trabaja en la generación de productos con sello propio para venderlos a través de las cadenas alimenticias más importantes de la región.