Carmen Seoane, técnico de proyectos de la FPSC, ha asistido a la 39º Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma (Italia), del 6 al 13 de junio. La Conferencia ha reelegido por unanimidad al actual director general, José Graziano da Silva, para un mandato de cuatro años más, 2015-2018, y ha aprobado el presupuesto de FAO para el bienio 2016-2017.

A la conferencia han asistido 12 jefes de Estado o de gobierno, cerca de 130 ministros y representantes gubernamentales de alto nivel, así como representantes de los 197 países miembro de esta agencia de la ONU. La inauguración de la conferencia la hizo el presidente de Italia, Sergio Mattarella, en un acto en el que también intervinieron  la presidenta de Chile, Michele Bachelet  y el ex presidente brasileño Lula da Silva que ofreció una disertación en memoria de Frank Lidgett McDougall, uno de los fundadores de la FAO, en la que abordó la seguridad alimentaria y nutricional.

Una ceremonia de entrega de galardones a nivel internacional reconoció el gran esfuerzo realizado por países de todo el mundo que ha llevado cerca de la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre en 2015, o de dejarla por debajo del umbral del 5 por ciento.

La mayoría de los países evaluados por la FAO -72 de 129- han logrado la meta de los ODM, con las regiones en desarrollo en su conjunto quedando muy cerca del objetivo. De esos 72 países hay 29 que han logrado además la meta más ambiciosa de la CMA de reducir a la mitad el número total de hambrientos según lo establecido por los gobiernos reunidos en Roma en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (CMA) en 1996. Y otros 12 han mantenido sus tasas de hambre por debajo del 5 por ciento desde al menos 1990.

El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, rindió homenaje a estos logros en la ceremonia que se celebró en la sede de la Organización. «Desde 1990, 216 millones de personas se han liberado del yugo del hambre». Sin embargo, advirtió que casi 800 millones de personas sufren aún subalimentación crónica.

Graziano da Silva instó a redoblar los esfuerzos mundiales para combatir la subalimentación crónica. «Una de cada nueve personas en el planeta –dijo- no tienen aún alimentos suficientes para llevar a cabo una vida activa, sana y productiva. Es algo inaceptable».  «Si todos ponemos de nuestra parte, podemos conseguir el hambre cero en el curso de nuestras vidas. Juntos, podemos convertir esta visión en realidad», añadió.

En su primera declaración sobre políticas, José Graziano da Silva informó de las tendencias mundiales de la seguridad alimentaria, entre ellas la erradicación del hambre como uno de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que están siendo negociados en este momento y el próximo septiembre sustituirán a los ODM. Aseguró que erradicar el hambre, elevar los niveles de nutrición y luchar contra el cambio climático estarán entre las principales prioridades de la Organización en los próximos cuatro años.

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha nombrado a la Reina Letizia de España “Embajadora Especial para la Nutrición” en una ceremonia celebrada en la sede de la Organización en Roma.
El nombramiento reconoce el compromiso personal de la Reina por un mundo sin hambre y malnutrición, y los esfuerzos de España en la promoción de la seguridad alimentaria y nutricional en todo el mundo. La designación se basa asimismo en su pasión por la investigación científica para la promoción de la salud, la educación y la innovación.

En su papel como Embajadora Especial de la FAO para Nutrición, la Reina Letizia llevará a cabo acciones de sensibilización y movilización social en apoyo a los esfuerzos de la FAO para la erradicación del hambre en el mundo. “Mi empeño será desde ahora mismo servir a los objetivos de esta agencia de Naciones Unidas del modo más eficaz posible”, afirmó la Reina Letizia en el plenario ante representantes de los países miembros de la Organización.

Durante su intervención, la Reina Letizia ha señalado la importancia de la alimentación de las madres gestantes y lactantes y de los niños durante sus primeros dos años de vida. Asimismo, ha destacado la necesidad de que la industria agroalimentaria mundial participe “de forma activa y responsable en la toma de conciencia general para llevar una vida saludable y libre de enfermedades”. La Reina se ha referido a los beneficios de la dieta mediterránea, “el mejor ejemplo de alimentación saludable y sostenible”.

El Papa Francisco recibió en el Vaticano a los delegados de la 39ª Conferencia y les recordó que la comunidad internacional debe responder al imperativo moral de que el acceso a los alimentos necesarios es un derecho para todos, “Si todos los estados miembros trabajan por el otro, los consensos para la acción de la FAO no tardarán en llegar y, más aún, se redescubrirá su función originaria, ese «fiat panis» que figura en su emblema”, ha señalado el Pontífice en alusión al lema de la FAO (“Hágase el pan”).