En el transcurso de un viaje para visitar los Proyectos que la FPSC tiene en dicha área, Teresa María Pérez Payán, Patrono de la FPSC, fue invitada por la «Asociación de Fomento Cultural y Deportivo» (AFCyD) y asistió a una promoción de alumnas del Centro de Capacitación Profesional para la mujer Siramá en El Salvador.

La Asociación de Fomento Cultural y Deportivo (AFCyD) es una ONG salvadoreña sin fines de lucro fundada en 1962, que tiene como objetivo la promoción y apoyo de iniciativa educativas y formativas,  destinadas a desarrollar integralmente a las personas para impulsarlas a ser competentes en su trabajo profesional y que lo orienten al servicio de la comunidad.

Uno de los proyectos sociales más importantes de AFCyD es el Centro de Capacitación Profesional para la Mujer Siramá que se creó con la finalidad de promover la dignidad de la mujer por medio de la formación en diversas áreas. Desde 1970 ha incrementado y diversificado sus actividades en las áreas formativas, primordialmente en programas orientados a apoyar a mujeres de escasos recursos económicos.

El propósito central de Siramá es FORJAR EMPRENDEDORAS, definiendo a  una persona emprendedora como aquella que identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha, trascendiendo muchas veces lo económico.

AFCyD ha participado en diferentes Seminarios de trabajo organizados por la FPSC en los años 1998, 200 y 2004.

Hasta la fecha se han capacitado a más de 42.000 mujeres en los diferentes programas. El impacto más importante que ha tenido la formación ofrecida por Siramá se refleja en los resultados cualitativos, entre los cuales puede mencionarse la generación de alternativas de empleo en los lugares de residencia de las beneficiarias, siendo las mujeres participantes quienes promueven un proyecto productivo para la familia. Así también la mejora de su autoestima tiene como consecuencia que las mujeres formadas confíen en las capacidades adquiridas para mejorar su nivel de vida y el de sus familias.

El proyecto una vez consolidado plantea desarrollar una línea de apoyo empresarial a la creación de empresas con mujeres de escasos recursos.

Nos encontramos posiblemente ante la única  institución del país que trabaja con una metodología adaptada a las necesidades reales de estas mujeres y esto es lo que las diferencia de otros programas y lo que les da un valor añadido.

En la televisión les han concedido un espacio y han logrado una mayor difusión de sus actividades.