El jueves 20 de noviembre ha tenido lugar en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Roma Tre la tercera sesión de este Seminario que se esta desarrollando con la colaboración de la Fundación Promoción Social de la Cultura. El tema de esta sesión fue “La Tutela de los derechos Humanos”. La conferencia contó con dos oradores de excelencia: la Dra. Alessandra Aula, directora de la Representación permanente del Bureau Internacional Catholique de l’Enfance, (BICE) junto a la ONU en Ginebra, y el profesor Vincenzo Buonomo, presidente de la Facultad de Jurisprudencia de la Pontficia Universidad Lateranense.

La directora de BICE, recordó «que en el 2009 se celebran veinte años de la aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York de la Convención sobre Derechos de la Infancia, con lo que dicho documento significó como promoción de los derechos de los niños dentro del respeto incondicional que ellos merecen como persona humana, el derecho a la instrucción, familia, cultura y religión, etc.».

La profesora Aula, explicó además la labor de la BICE, fundada en 1984 y su acción en 35 países, con proyectos destinados a proteger los niños de los abusos: sean sexuales o trabajo, la labor con niños de la calle, prisioneros o afectados por las guerras, así como los niños inválidos. Añadió ademas que su asociación implementa proyectos gracias a su condición de consultora de UNICEF, UNESCO y otras instituciones multilaterales.

Por su parte el profesor Buonomo, especialista en Derecho Internacional oriento su exposición en la centralidad de la persona humana para, partiendo desde allí, entender los derechos del hombre. «A los 60 años de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre – dijo Buonomo – no existe un solo país en el que el standard fijado sea respetado en plenitud». Y si bien «se han dado pasos de gigante hacia la conquista de derechos, aún hay un desfase grande, tambien en los países más adelantados, por lo que se requiere una cultura que ponga en el centro la persona pues los parámetros cambian según las épocas y civilizaciones, pero no la persona». Y en este sentido recordó como la Doctrina social católica parte de un punto firme que es esta centralidad.

Derechos, deberes, fue otro de los temas que despertaron la atención del auditorio, pasando de la clásica definición de que «la libertad de uno termina cuando comienza la del otro» a un concepto más avanzado o sea «que la libertad termina donde inicia el deber».

Ente las preguntas, no faltó la situación de Guantánamo, la guerra fría, la relación entre países ricos y pobres o en vías de desarrollo.

Ambas conferencias despertaron aplausos de los estudiantes presentes.