Desde 2006, la FPSC colabora con la Cité Guanella, promovida por la Congregación de los Siervos de la Caridad en Bateke, en la zona rural de Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo. El pasado 15 de julio, tuvo lugar en Bateke la inauguración de la nueva residencia para Niños de la Calle, la 3ª fase de la escuela, y la 2ª fase del dispensario médico.

Pese a que la inauguración se desarrolló durante las vacaciones escolares, fueron muy numerosos los alumnos de la escuela que asistieron a la misma. Espontáneamente acudieron también varias personas de los contornos, con bombos, y atuendos de baile y máscaras. Era día de gran fiesta en Bateke, y prueba de ello era la presencia de tres jefes de tribu, ataviados con trajes tradicionales.

Se trataba de una inauguración múltiple. En primer lugar, se inauguraba una residencia para Niños de la Calle discapacitados psíquicos, dotada de instalaciones idóneas para su atención. Además, se inauguraba la ampliación del dispensario médico que, además de ofrecer servicio a los Niños de la Calle, está abierto día y noche a los habitantes de los pueblos vecinos: es el único dispensario de la zona. Por si fuera poco, se inauguraba la 3ª fase de la escuela Primaria, que consiste en un nuevo edificio (tan grande como el de las fases 1ª y 2ª) con residencia de profesores, biblioteca, sala polivalente y aulas.


El acto contó con la presencia de los jefes de las tribus vecinas, y del Coordinador de la Cooperación Española en el Congo-Kinshasa, así como del responsable de los proyectos en África de FPSC. El Superior Provincial de los Siervos de la Caridad no pudo asistir por retraso de su vuelo desde Italia, y fue representado por el P. Guido Matarrese, que reside de modo permanente en Bateke. El P. Justin, de la comunidad de Siervos de la Caridad en Matete (Kinshasa) bendijo las nuevas instalaciones.

 

Cuatro años antes, en noviembre de 2007, había tenido lugar en el mismo lugar la inauguración de la 1ª fase de la escuela. En aquella ocasión, las autoridades locales habían expresado su deseo de que se ampliara la escuela, que recibiera un subsidio del Ministerio de Educación, y que se construyera un dispensario. En la celebración del pasado 15 de julio, las autoridades locales pudieron comprobar que los deseos de hace cuatro años ya se han hecho realidad.


La Cité Guanella, iniciativa de los Siervos de la Caridad, se ha convertido en un punto de referencia en toda la Meseta de Bateke, especialmente para los pueblos vecinos del lago. Desde la Cité, tomando como apoyo la escuela Primaria, se desarrollan numerosos cursos de alfabetización de adultos, que están contribuyendo al desarrollo de la población, y a la toma de conciencia de los derechos y deberes cívicos, especialmente los referentes a la educación y cuidado de los niños.

Las nuevas instalaciones inauguradas van acompañadas de los correspondientes servicios auxiliares de paneles solares, baterías, tanques de agua, fosas sépticas, etc. Paralelamente a estas dotaciones, facilitadas por la Cooperación Española, la Cooperación Italiana ha promovido también otras mejoras de la Cité Guanella, que le están dando un aspecto cada vez más acogedor.

El próximo mes de septiembre, se instalará de modo estable una comunidad de Siervos de la Caridad en Bateke que, unida a los voluntarios del Servicio Social italiano, y a los educadores locales, formará el equipo de formadores que tomará a cargo a tantos Niños de las calles de Kinshasa, que encuentran en Bateke un lugar donde rehacer sus vidas.