La Comunidad de Madrid destinará 120.000 euros para apoyar las actuaciones de ayuda humanitaria de la Fundación Promoción Social de la Cultura (FPSC) en marco de la crisis humanitaria que está causando la guerra en Siria. Así lo señaló el portavoz de la CAM, en una rueda de prensa celebrada a finales del pasado mes de mayo.

 

 

El proyecto, en el que la FPSC colaborará con el Centro de Migrantes de Caritas Lebanon y con un centro universitario libanés, pretende mejorar las condiciones de vida de 400 familias procedentes de Siria y refugiadas en el Valle de la Bekaa, en Líbano. Durante siete meses se distribuirán kits higiénicos que permitan a los refugiados prevenir enfermedades y evitar epidemias. También se proporcionará ayuda alimentaria y se realizarán varias campañas para sensibilizar a los refugiados acerca de la importancia de tomar medidas prudenciales de salud e higiene en las duras circunstancias en que se encuentran.

  

Las 400 familias que participaren en este proyecto serán cuidadosamente seleccionadas entre aquellas que se encuentran en mayor necesidad, por no recibir ayuda de ninguna otra organización, por estar formada íntegra o mayoritariamente por mujeres y niños, o por tratarse de familias palestinas que se encontraban refugiadas en Siria en el momento del conflicto y que ahora han tenido que abandonar su país de acogida y buscar de nuevo refugio en un tercer país.

 

 

Este proyecto forma parte de la estrategia de ayuda humanitaria que la FPSC está implementando en los países afectados por la guerra en Siria, principalmente en Siria, Líbano y Jordania, y que ha recibido apoyo por parte de donantes como la CAM, la AECID, OCHA o de personas individuales que han querido colaborar desinteresadamente.

 

En esa misma rueda de prensa, la CAM anunció, además, la financiación de otros tres proyectos de Cruz Roja y Bomberos Unidos Sin Fronteras en Malí, Argelia y Haití.