El pasado 9 de abril, FPSC y la ONG japonesa JEN han distribuido 2.500 cajas de ropa, donadas por la marca japonesa UNIQLO, a las familias de los refugiados sirios en el campo de Za’atri en Jordania.

 

A primera hora, cuando todavía había poca gente en la calle y es más fácil evitar problemas de orden público, 13 camiones han circulado por 13 calles de este inmenso campo de refugiados para distribuir esta ayuda. El personal de FPSC Jordania con la fotógrafa Valeria Stera, han participado en el reparto junto con el personal local de la ONG JEN y la danesa DRC.

 

 

Para la distribución se ha teniendo en cuenta las necesidades prioritarias de este colectivo derivadas de un estudio realizado en coordinación con las agencias y los actores implicados en la gestión de la emergencia siria: el sector de NFI (Non Food Items) del campo, liderado por ACNUR y formado por varias agencias humanitarias, entre las que se encuentra Save the Children, NRC, INTERSOS o ActionAid.

 

 

En el campo de refugiados de Za’atri, al norte de Jordania, se concentran oficialmente más de 150.000 refugiados sirios. Esta acción de la FPSC, se enmarca en su actividad de ayuda humanitaria que está realizando en este campo de refugiados, en coordinación con otras organizaciones,  y que está centrada en el reparto de ayudas no alimentarias (NFI) y en la promoción de la accesibilidad de las personas con discapacidad a las precarias instalaciones disponibles en dicho campo de refugiados.