El 8 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer, y la FPSC, un año más, se une a esta celebración, rindiéndoles homenaje.

Uno de los objetivos corporativos de la Fundación es favorecer la promoción de la mujer en todos los sectores y actividades, para incrementar su participación social y para incentivar su acceso a la toma de decisiones, al considerar que sólo de esta forma se logra un verdadero desarrollo en el mundo.


Por ello, desde sus comienzos, la FPSC incorpora en sus proyectos un componente de género como parte esencial de los mismos, para lograr una participación equitativa de hombres y mujeres.

Pero, además, muchas de sus intervenciones se dirigen exclusivamente al empoderamiento de la mujer. Así, en la actualidad, la FPSC desarrolla cuatro proyectos, dos en Guatemala, uno en Kazajstán y otro Paraguay, con el objetivo de capacitar a la mujer y facilitar su incorporación al mercado laboral y al proceso productivo, también mediante la creación de microempresas.

Gracias a financiación de la Conferencia Episcopal Italiana, están en marcha dos proyectos; el primero, «Get Trained, Get Employed», está dirigido a mujeres jóvenes kazakas de escasos recursos, de entre 16 de 19 años, que estudian la especialidad en el sector servicios (Hostelería, Restauración y Catering) en liceos profesionales. Se pretende fortalecer y ampliar las habilidades profesionales de las estudiantes para favorecer su inserción en el mundo laboral, y ellas mismas sean transmisoras de los conocimientos y valores adquiridos durante su formación.


El segundo, “Mejora de las capacidades productivas y empresariales de mujeres indígenas en situación de pobreza en tres departamentos de Guatemala para su incorporación al proceso productivo con productos artesanales de calidad”, pretende para ayudar a las mujeres indígenas en situación de pobreza a su incorporación al mercado laboral, mediante la capacitación en hostelería; panadería comercial; repostería comercial; dulces típicos; jaleas y mermeladas; textiles (corte y confección, tejido en telar de cintura, bordados) en el Centro de Capacitación Las Gravileas. Asimismo se ofrecerá capacitación en gestión empresarial.


También en Guatemala, con la financiación de The OPEC Fund for International Development (OFID), en enero de 2016 dio comienzo el proyecto “Empoderamiento de las mujeres indígenas en Guatemala a través de la formación técnica y de negocio orientado al trabajo por cuenta propia”, con el fin de ofrecer a 480 mujeres indígenas, víctimas de una “triple discriminación” (de género, étnica y geográfica), el acceso a formación profesional de calidad, mediante la implementación de 30 programas formativos diseñados específicamente de cara a las necesidades de gente indígena. Los cursos se orientarán a tres áreas de producto: artesanía, producción alimentaria y producción agrícola, todos estos de gran demanda en el mercado local.


Por último, en febrero ha comenzado “Mejora de la situación socioeconómica de las mujeres vulnerables de Paraguay a través de la educación y la formación profesional”, que también cuenta con la financiación de OFID. El objetivo del proyecto es abordar la situación de pobreza del país, mediante una educación en valores y profesional para niñas y mujeres jóvenes, con el fin de convertirlas en agentes de desarrollo en sus comunidades y al mismo tiempo poder acceder a una fuente de trabajo. Para alcanzar esto, el primer paso es la construcción de un centro educativo, donde poder ofrecer educación secundaria en mejores condiciones a jóvenes entre 14 y 18 años, y formar a mujeres como emprendedoras.