El Día Internacional del Agua se celebra en todo el mundo el 22 de marzo y su objetivo este año es crear conciencia de que una mayor cooperación en materia de agua es posible y de los desafíos que enfrenta la gestión del agua.

 

El área prioritaria de actuación de la FPSC es Oriente Medio, donde el problema de la escasez del agua genera graves problemas y situaciones de tensión.

 

Uno de los temas transversales para el Centro de Estudios de Oriente Medio de la FPSC (CEMOFPSC) es el del Agua en Oriente Medio y su implicación para la Paz en la zona.

 

En el marco del Día Internacional del Agua, el CEMOFPSC ha organizado una Mesa Redonda que con el título «Afrontar la escasez de agua en los TTPP y Jordania: el uso de las fuentes no convencionales en la agricultura» se celebrará el lunes 8 de abril, a las 11.00, en el Auditorio de la Casa Árabe en Madrid. Esta mesa redonda está abierta al público.

 

Entre los participantes se encuentran Abdellaif M.A. Mohammed, Vicedirector de PARC (Territorios Palestinos), Basem Shamoun, Director de Proyectos de Jordan Hashemite Fund for Human Development, JOHUD (Jordania), Macarena Cotelo, Directora de Proyectos de la FPSC, Marco Rotunno, Coordinador de Proyectos de la FPSC en Amán, y Manuel Cimadevilla, Coordinador de Proyectos de la FPSC en Jerusalén.

 

 

El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró el acceso seguro al agua potable y al saneamiento como un derecho humano, pero el derecho al agua dentro del contexto del derecho al alimento es una cuestión compleja: mientras el agua potable destinada al consumo humano y a la cocina sí se verían protegidas, no así los niveles mínimos de agua necesarios para la producción de alimentos en las zonas áridas y semi-áridas.

 

Por ello, urge poner en marcha políticas de uso eficiente de todas las fuentes convencionales del agua, pero y sobre todo fomentar estrategias de uso de fuentes no convencionales.

 

Entre las fuentes no convencionales están el aprovechamiento del agua pluvial, que es vital, sobre todo en Palestina y el agua residual de uso doméstico que no contiene desechos humanos conocido como agua gris, y que puede ser aprovechada para actividades que no requieran agua potable.

 

La mesa redonda además supone una acción de sensibilización en el marco del Convenio FPSC/ AECID: “Mejora de la gestión de recursos hídricos en el sector agrícola para garantizar la seguridad alimentaria en Territorios Palestinos y Jordania”.

 

La estrategia de intervención de la FPSC en tema de recursos hídricos y seguridad alimentaria prevé la creación y mejora de las infraestructuras y herramientas orientadas a la irrigación, la construcción de cisternas para la recolección de agua de lluvia, la rehabilitación de pozos, la renovación de sistemas de desagüe de aguas residuales, la capacitación de los agricultores en nuevas técnicas agrícolas y el mantenimiento de los sistemas de riego, el fortalecimiento de las asociaciones de agricultores y otros grupos involucrados en la gestión del agua, estimulando la participación social y el fortalecimiento de un papel más activo de la mujer en la gestión del agua así como los programas de sensibilización y asesoramiento sobre conservación medioambiental y uso racional del agua.