Y lo hace como aliado estratégico de FAO en el Año Internacional de la Quinua (AIQ2013).

La finalidad del Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), es la de concientizar a las poblaciones sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

El Día coincide con la fecha de fundación de la FAO en 1945.

En 1980, la Asamblea General respaldó la observancia del Día por considerar que «la alimentación es un requisito para la supervivencia y el bienestar de la humanidad y una necesidad humana fundamental» (resolución 35/70, del 5 de diciembre).

 

La FPSC respalda en tal ocasión el “Año Internacional de la Quinua” (2013) y quiere aprovechar la celebración de este día para destacar el reconocimiento que recibe este como un recurso natural alimentario de alto valor nutritivo, constituyéndose en alimento de calidad para la salud y la seguridad alimentaria de las actuales y futuras generaciones.

 

La Quinua juega un papel importante en la erradicación del hambre, la desnutrición y la pobreza y se presenta como una alternativa para aquellos países que sufren inseguridad alimentaria.

Este alimento se encuentra de forma nativa en todos los países de la región andina, pero su cultivo ha trascendido las fronteras: es cultivado en Francia, Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Holanda, Italia, Estados Unidos y Canadá.

La FPSC como promotora de la creación y miembro de la Red de ONG para el Desarrollo de los Países Iberoamericanos (REDI) está impulsando las actividades que desde la propia red se están desarrollando con motivo del AIQ2013.