El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró como un derecho humano el acceso seguro al agua potable y al saneamiento. Pero ya antes, en 1993, estableció el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, consagrando este día a la celebración de actividades concretas que sensibilicen sobre la conservación y desarrollo de los recursos hídricos.

En el contexto de su trabajo en cooperación internacional, la FPSC ha destinado más del 14% de sus recursos a proyectos que tratan de contribuir a la consolidación de ese derecho fundamental de las personas y, asimismo, asegurar los niveles mínimos de agua necesarios para garantizar la producción agrícola en zonas áridas y semi-áridas.

Atendiendo a estos principios, la FPSC ha trabajado principalmente en este sector en Oriente Medio (Territorios Palestinos y Jordania), pues las complejas circunstancias de la región han dificultado iniciativas que garanticen correctamente la gestión del agua y el desarrollo agrícola y medioambiental, lo cual ha afectado negativamente a la calidad de vida de la población y la seguridad alimentaria.

Así, en la actualidad la FPSC desarrolla tres proyectos en Territorios Palestinos, que cuentan con la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El primero de ellos, Fomento de la utilización de fuentes de agua no convencionales para mejorar el desarrollo rural sostenible en los Territorios Palestinos por medio de capacitación, formará correctamente al capital humano de las plantas de tratamiento de agua en Cisjordania, cumpliendo los estándares nacionales y regionales impuestos por la Palestinian Water Authority (PWA).

Los otros dos proyectos, Promoción de un desarrollo rural sostenible en Gaza para reducir vulnerabilidad y aumentar resiliencia, y el Convenio Desarrollo rural sostenible y equitativo en Cisjordania, incluyendo la puesta en uso y la gestión responsable de tierras y recursos hídricos para pequeños y medianos agricultores, tienen como objetivo el desarrollo rural, en el que una correcta gestión de los recursos hídricos es un componente indispensable para lograrlo.

De otra parte, gracias a la financiación de OFID, la FPSC desarrolla dos proyectos en América Latina, en Haití, Incremento del acceso a los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento sostenibles para la población rural pobre de Haití, y Bolivia, Mejora de las condiciones de vida de comunidades rurales en Bolivia a través de intervenciones dirigidas al abastecimiento de agua, con el fin de asegurar el acceso de la población al agua potable, y un correcto saneamiento que incidirá positivamente en la salud de las comunidades.