El Encuentro con el título «Las dificultades económicas y demográficas de Europa. El Papel de América Latina en el futuro del Continente europeo» fue organizado en Roma el pasado 31 de enero. 

Dicho acto contó con las intervenciones del Embajador de los Estados Unidos Mexicanos ante el Quirinal, el Excmo. Sr. D. Miguel Ruiz-Cabanas Izquierdo y de D. Ignacio Sánchez Cámara, Consejero de Educación de la Embajada de España en Italia y autor del libro «Europa y sus bárbaros. El espíritu de la cultura europea».

El embajador de Ecuador en Italia y presidente del Instituto Italo latino americano consideró que Latinoamérica es mucho más que un Mercado y que el continente aprendió las lecciones de las crisis por obedecer a los entes multilaterales de crédito y fueron dos décadas perdidas en las que vivió para pagar la deuda externa. Y que los países de América Latina, después del llamado consenso de Washington, mismo con recetas económicas muy diversas todos están creciendo.

Citó el caso de Brasil, en el que sostuvo que a Lula los entes de control multilateral le pidieron que no aumentara los salarios para evitar inflación. Sin embargo, los aumentos y la demanda incialmente inflacionaria dinamizó la economía que creció más del 8 por ciento con 40 millones de brasileños incorporados a la clase media.

En el caso de su país, Ecuador, el diplomático consideró que cambió la estrategia: renegoció deuda, renunció al Fondo y hoy cuenta con una estructura vial y un servicio de salud bueno sin haberlo privatizado.

Se refirió a dos acciones tomadas en América Latina: la Banca que no funciona quiebra, o como Colombia que inyectó dinero pero con acciones en garantía de que cumplian y acabaron pagando para no ser expropiados.

El embajador de México señaló que América Latina como región está en una posición de mayor fortaleza “porque estamos creciendo en un mundo a nivel económico internacional con un marco de incertidumbre, mientas la economía europea está en recesión”.

Indicó también que América Latina se maneja como una región unida, capaz de crear una nueva institución como la Comunidad de estados de América Latina y el Caribe aunque con recetas económicas diversas. “Hemos aprendido a respetarnos, y si uno opta por algo se le apoya, sin la ortodoxia que se tenía hace 20 años atrás y con una unión política que nunca antes habíamos tenido”.

Opinó que Europa va a salir de la recesión y que encontrará el liderazgo y el camino aunque la discusión lleve mucho tiempo. EE.UU toma medidas y recetas económicas más velozmente a diferencia de Europa que necesita más tiempo y no dispone de todas las herramientas.

Basado en el reciente discurso de Napolitano al cuerpo diplomático, recordó que gracias al endeudamiento, desde hace treinta años, Europa tiene un alto nivel de vida en un marco de mayor igualdad. Cómo sostener el estado de bienestar social, es el gran reto de Europa. Tiene que crecer de manera más equilibrada.

Recordó también que en México cada vez hay mayor inversión europea y que también en Europa está habiendo importantes inversiones de México.
Sobre la crisis demográfica indicó que el estado de bienestar en Europa produjo disminución demográfica, como sucedió en Japón.Y por ello hoy los Estados necesitan políticas explícitas, o recurrir a la inmigración.

Para aumentar la demografía deben tener más bebés, y para ello crear políticas que favorezcan a las familias. Concluyó indicando que una sociedad tiene que renovar su población, y pensar en las próximas generaciones significa creer que hay futuro.

Por su parte, D. Ignacio Sánchez Cámara, Consejero Cultural de la Embajada de España en Italia se adentró en su reciente libro Europa y sus bárbaros.

Indicó que  de las tres mayores creaciones de su identidad: la religión cristiana y la judía, el derecho romano y la filosofía griega, Europa es depostiaria más que creadora.

Afirmó que Europa aunque perdiera población no sería un problema para mantner esa cultura. Continuó diciendo que la crisis económica que padece tiene muchas otras dimensiones, y hay un trato de los problemas equivocado, porque los problemas son de corrupción, culturales, morales, etc. no solo económico.

Indicó  además la necesidad de huír del catastrofismo, o pensar que” la estabilidad del mundo y el medio ambiente van a explotar. Porque no se toman en cuenta que las circunstancias cambiarán”.

«El asunto demográfico en cambio está bordeando la catástrofe y la baja natalidad favorece el decrecimiento. Además al estado de bienestar corresponde un aumento de edad media, o habrá mayor envejecimiento. Y si hay crisis los inmigrantes no vendrán ni se quedarán», dijo.

Concluyó que no se reduce a una cuestión ideológica, algunos de estos factores debe cambiar para revertir la situación.

Entrevista de Agencia de Noticias Zenit al Excmo. Sr. D. Miguel Ruiz Cabañas Izquierdo, Embajador de México en Italia.