El 11 de mayo, la FPSC, en el marco del acuerdo formal que mantiene con FAO, fue invitada a participar en la presentación de una alianza por la seguridad alimentaria y la paz entre la FAO y galardonados con el Nobel de la Paz, que se celebró en la sede de Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO) en Roma.

La paz contribuye al logro de la seguridad alimentaria, pero no es suficiente. La inseguridad alimentaria y el hambre también afectan a la paz.

“Allá donde la seguridad alimentaria pueda impulsar la estabilidad, tenemos que ver la alimentación y la agricultura como caminos para la paz y la seguridad alimentaria”, señaló Da Silva en una nota informativa.

En este sentido, en el contexto de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, el Director de la FAO, José Graziano da Silva, invitó a los premios Nobel de la Paz Oscar Arias, Muhamad Yunus, Tawakul Karman y Betty Williams, a aunar esfuerzos para garantizar que el hambre no provoque más conflictos y que, en el caso de que ocurran, los sistemas alimentarios sean más resilientes y tengan más posibilidades de perdurar.

Tras unas palabras de Da Silva, en las que destacó que “no hay paz duradera sin seguridad alimentaria ni seguridad alimentaria sin paz”, pidió a los galardonados con el Nobel consejos para que la FAO pueda mejorar su labor en el establecimiento de sociedades estables y pacíficas.

El ex presidente de Costa Rica, Óscar Arias Sánchez, afirmó que “la ausencia de guerra no significa paz. El hambre, la inseguridad alimentaria, la falta de salud son también un tipo de violencia. Si queremos la paz tenemos que resolver el problema de la pobreza”.

Asimismo, Betty Williams, activista de Irlanda del Norte por la paz destacó que “el hambre es un gran problema que afecta también a los países ricos: los países son capaces de fabricar bombas pero no son capaces de alimentar a su gente”.

Por su parte, Tawakkol Karman, activista por los derechos de las mujeres yemeníes y defensora de la paz, insistió en que “en los países árabes las mujeres están llamando a la paz, se están sacrificando para la paz. Necesitan apoyo para esto”.

Por último, Muhammad Yunus, fundador del Grameen Bank, lanzó esta reflexión dirigida a la juventud: «La tecnología es un poder muy grande a disposición de la generación joven. Ellos deben preguntarse: ¿Qué uso voy a dar yo a este poder?”.