La reunión tuvo lugar el 4 de octubre 2010 en el Auditorio Dag Hammarskjöld, en la Sede de la ONU en Nueva York.

Entre los asistentes se encontraban el Sr. Nassir Abdulaziz Al-Nasser, Presidente de la 66 Reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Sr. Mutlaq Al-Qahtani, Jefe de Gabinete, el Sr. Tariq Al-Ansari, Jefe Adjunto de Gabinete, la Sra. Hanifa Mezoui, coordinadora especial del tercer Comité y de la Sociedad Civil y el Embajador Anwarul Chowdury, asesor especial del presidente, representantes de diversas organizaciones no gubernamentales reconocidas como entidades consultivas en ECOSOC o afiliadas con el DPI y Micaela O’Herron, representante de la FPSC.

El objeto de la reunión organizada por el presidente Al-Nasser y su equipo era el dar una visión general sobre los temas abordados por la 66a Sesión de la Asamblea General, y  responder las preguntas y escuchar las propuestas, de las organizaciones convocadas, para el próximo año.

Los cuatro temas principales del discurso del Presidente Al-Nasser de apertura de la asamblea general, y que ve como prioridades de su presidencia fueron:

– La función de la mediación para una solución pacifica de las controversias

-La reforma y revitalización de la ONU: cómo adaptarse a la era moderna

– La mejora de la prevención de los desastres y de la respuesta (especialmente en Somalia)

– El desarrollo sostenible y la prosperidad mundial

El Sr. Al-Nasser y su equipo recibieron preguntas de los representantes de las ONG en la audiencia. Muchas de las preguntas giraron en torno al acceso de las ONG a las decisiones de la ONU, las organizaciones no gubernamentales consideraron que deberían ser consultadas con mayor frecuencia. Otros representantes querían saber si la Presidencia prestará especial atención a ciertos temas especiales, tales como la función de la mujer, la juventud, la psicología, el racismo, los voluntarios o el diálogo inter-generacional.

Ante la pregunta sobre la situación de la propuesta de un estado palestino. El Sr. Al-Nasser, dijo que la propuesta estaba siendo debatida en el Consejo de Seguridad y todavía no había llegado a la Asamblea General.