La Fundación Promoción Social de la Cultura (FPSC) celebró el pasado viernes día 19 de octubre la Segunda edición de la Jornada “Aprende a ser una mujer del Siglo XXI. Equilibra tu vida” que realiza en colaboración con la Consejería de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid. La sesión tuvo lugar en el Colegio Mayor Somosierra y pretende ser un instrumento de formación y sensibilización sobre temas de igualdad de oportunidades dirigida a mujeres universitarias y jóvenes profesionales y además contribuir a crear mujeres del siglo XXI que consigan y hagan real el equilibrio en sus vidas.
 
Dado el éxito del formato de la edición anterior este año se ha hecho especial hincapié de nuevo en la perspectiva de género enfocada desde los diferentes ámbitos; la vida política, económica, cultural y social. A través de la participación de mujeres referentes en dichos ámbitos la FPSC apuesta por ofrecer a las jóvenes beneficiarias una visión positiva y un mensaje claro de que la conciliación de la vida laboral y personal es cosa de todos.  
 
El orden de la Jornada fue el siguiente:
 
– 16.45 h Inauguración: Doña Macarena Cotelo, Directora de Proyectos de la Fundación Promoción Social de la Cultura
– 17.00 h «Conciliar es posible»: Doña Belén Martín de Cabiedes, Consejera Delegada de Ediciones PALABRA
– 18.00 h. Cofee Break

– 18.30 h «Te lo ponemos fácil»:

Doña María Mira, Periodista, ANTENA 3 TELEVISIÓN

Doña Teresa Perucho, socia fundadora de Genyca Innova y Premio Emprendedora 2005.

– 19.30 h Sesión dedicada a las empresas: D. Rafael Fuertes, Director General de Fundación + Familia.
– 20.30 h Clausura
 
Gracias a la participación activa de las asistentes se pudieron tocar temas tan diversos como la necesidad de concienciar a las empresas, las medidas más innovadoras que imperan en las empresas españolas, el papel de la pareja a la hora de conciliar, el espíritu emprendedor de las mujeres….
 

 

Cada una de las ponentes dio testimonio con su propia vida de que es posible conciliar vida laboral y personal, pero sí que dejaron muy claro que todo ello es posible gracias a un gran esfuerzo ya que todavía la sociedad no está suficientemente preparada para el cambio que se viene avecinando desde la incorporación de la mujer al mercado laboral.