La FPSC entiende la educación como motor de cambio y por ello quiere sumarse a la celebración de este Día auspiciado por UNESCO, al considerar a los profesores y su formación auténticos protagonistas de sus proyectos educativos.

 

Un claro ejemplo del protagonismo de los maestros y docentes en nuestros proyectos de desarrollo es el convenio cofinanciado por la AECID: “Mejora de la calidad de la enseñanza, con especial atención a la formación del profesorado de la enseñanza pública y privada, en la República Democrática del Congo”

 

Este convenio pivota sobre la mejora de las competencias pedagógicas de los profesores como  elemento indispensable para garantizar una educación de calidad. Así, se organizan cursos de capacitación y formación impartidos por los profesores de la Universidad Pedagógica Nacional de Kinshasa.

Cerca de 300 maestros de primaria en Kinshasa han participado este verano en cursos didácticos de francés y matemáticas.

 El año pasado se inició la formación de los maestros en materia de informática.

Durante este año se ha incluido una jornada adicional de educación en Derechos Humanos en colaboración con un grupo de abogados congoleños especializados en esta temática. La jornada estuvo orientada a ofrecer indicaciones didácticas para la impartición del curso de educación para la ciudadanía en el ciclo de la escuela primaria.

Durante el transcurso de esta formación se explicaron dos instrumentos jurídicos fundamentales: la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos del Niño.

Desde la FPSC tenemos el convencimiento de que el hecho de impartir a los maestros clases de didáctica supone en cierto modo una manera de promover el derecho a la educación ya que el fortalecimiento de las competencias de esos actores de la educación tendrá consecuencias directas sobre los niños escolarizados.

 

El convenio persigue no solo el acceso a la educación para todos sino también que esta educación sea de calidad.