La FPSC se sumó a la celebración del Día Internacional de la Mujer que tiene lugar el 8 de marzo en todo el mundo, y que se conmemora también en Naciones Unidas. 

 

En este contexto, el pasado día 6 de marzo, la Secretaria General de la Fundación, Mónica Bohigues, y la Directora de Proyectos, Macarena Cotelo, asistieron al evento organizado por AECID «La ciudad como espacio de igualdad de oportunidades, un espacio de diálogo centrado en el derecho a la ciudad, y al pleno disfrute y acceso a sus bienes y servicios por parte de las mujeres, en un entorno libre de violencias». En esta jornada se pudieron conocer diferentes experiencias en el ámbito de entornos urbanos no agresivos para las mujeres a través de proyectos como la Iniciativa Mundial de Ciudades Seguras de ONU Mujeres, financiada por la Cooperación Española.

También con motivo de la celebración de este Día, la Presidenta de la FPSC, Jumana Trad, y el Director de Comunicación y Voluntariado, José Luis Zatarain, asistieron al acto organizado por el Instituto de la Mujer en el auditorio de Media Lab Prado con el título «MUJERES EN LA ERA DIGITAL«, que abordó, entre otros, el tema de la brecha digital entre hombres y mujeres, y contó con el testimonio de mujeres procedentes de sectores muy diversos.

Dado que uno de los objetivos que la FPSC persigue es el de la capacitación de las mujeres en situación de pobreza o en situaciones de alto riesgo social, desde estas líneas, la FPSC quiere rendir homenaje a las mujeres que son las auténticas protagonistas de las acciones derivadas de muchos de sus proyectos de cooperación y del tiempo que les ha tocado vivir. 

 

 

Un ejemplo es la actividad que la FPSC está desarrollando en el marco del Convenio de sobre la gestión de recursos hídricos en Jordania y Territorios Palestinos que cofinancia la AECID, y que la FPSC ejecuta concretamente en el país jordano en colaboración con JOHUD.

Con el objetivo de fortalecer el papel de las mujeres como promotoras del desarrollo sostenible en las zonas rurales de Jordania y TTPP, se están realizando cursos de formación sobre seguridad alimentaria a nivel doméstico en localidades de ámbito rural.

 

  

A pesar de que tanto en Jordania como en Palestina, la constitución contempla la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, la realidad es que se encuentran en una situación de marginalización social, a varios niveles: laboral, en la toma de decisiones y en el acceso a los recursos naturales, especialmente la tierra; y cultural, la mujer palestina y jordana está muchas veces ignorada en sus roles productivo y comunitario. La Ley suprime los derechos de herencia de la mujer por lo que su posibilidad de acceso a la tierra es nula. El Convenio lleva años trabajando para derribar estas barreras culturales y garantizar un mayor empoderamiento de las mujeres.

Otro ejemplo de proyectos de la FPSC con un claro protagonismo de las mujeres es el Proyecto «Empoderamiento de mujeres rurales de escasos recursos del Departamento de Carazo, Nicaragua mediante la implantación de un Programa de formación técnica y ocupacional orientado al emprendimiento y liderazgo”, financiado por la Junta de Castilla León.

El problema educativo en Nicaragua es un factor determinante para explicar la poca participación de las mujeres de las zonas rurales en la economía de sus comunidades; muchas de ellas no tienen ninguna cualificación específica. Un gran porcentaje no ha terminado la Educación Primaria y existe mucha deserción escolar. Esta situación limita enormemente las posibilidades de las mujeres para encontrar un buen empleo y mejorar sus ingresos. ACOEN, a través del “Centro Social Vega Baja”, en Diriamba (Nicaragua), trabaja para resolver este fenómeno: ofrecer formación integral a mujeres que les permita encontrar trabajos mejor remunerados, mejorando así su calidad de vida y la de sus familias.

 

Ver galería de fotos: