El 15 de octubre, se celebra en todo el Mundo el Día Internacional de las Mujeres Rurales.

Este Día se celebró por primera vez en 2008, y fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas, reconociendo «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

El empoderamiento y capacitación de las mujeres rurales siempre ha sido un objetivo para la Fundación a la hora de identificar sus proyectos de cooperación.

Las mujeres rurales desempeñan un papel fundamental en las economías rurales de los países en desarrollo. Entre otras labores, participan en la producción de cultivos y cuidado del ganado, y son las encargadas en proporcionar el sustento para sus familias. Además, todo ello lo realizan de forma sorda, sin apenas visibilidad, y sin que la atención a sus hijos y personas mayores a su cargo sufra merma alguna.
 
En este día queremos rendir homenaje a estas mujeres dando visibilidad a dos proyectos de la Fundación desarrollados en dos áreas geográficas diferentes:

El Convenio de sobre la gestión de recursos hídricos en Jordania y Territorios Palestinos que subvenciona la AECID, y que la FPSC ejecuta concretamente en estos países en colaboración con JOHUD y PARC, respectivamente.
 
Con el objetivo de fortalecer el papel de las mujeres como promotoras del desarrollo sostenible en las zonas rurales de Jordania y Territorios Palestinos, entre otras actividades dirigidas a la gestión eficiente del agua, se están realizando cursos de formación sobre seguridad alimentaria a nivel doméstico en localidades de ámbito rural. 

El proyecto que la FPSC desarrolla en Carazo con financiación de la Junta Castilla y León: “Empoderamiento de mujeres rurales de escasos recursos del Departamento de Carazo, Nicaragua, mediante la implantación de un Programa de formación técnica y ocupacional orientado al emprendimiento y liderazgo”.

Son más de 200 mujeres de escasos recursos las que participan en el proyecto de la FPSC financiado por la Junta de Castilla y León. Todas ellas viven en el ámbito rural.

El programa incide en aspectos como el del apoyo escolar, el emprendimiento y el desarrollo humano.

Estos son algunos testimonios de mujeres que viven en el ámbito rural en Carazo y que participan en este Proyecto: