El 15 de octubre se celebra en todo el Mundo el Día Internacional de las Mujeres Rurales, en reconocimiento a «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

La FPSC rinde homenaje a las mujeres rurales, consciente de su papel fundamental en las economías de los países en desarrollo. Entre otras labores, participan en la producción de cultivos y cuidado del ganado, y en muchas ocasiones proporcionan el sustento familiar, compatibilizando siempre estas tareas con el cuidado de sus hijos y personas mayores.

Actualmente, la FPSC apoya la importante figura de la mujer rural en varios de sus proyectos de cooperación al desarrollo en Territorios Palestinos, Perú, Gaza, Etiopía y Guatemala.

A través de todos ellos, se pretende garantizar el empoderamiento de las mujeres en sus comunidades, mejorando su nivel socioeconómico y sus capacidades empresariales e institucionales mediante su incorporación al proceso productivo con equidad.