Desde la FPSC queremos, en ocasión de nuestra felicitación de Navidad, ofreceros la oportunidad de enviar un GRITO de ALIENTO a familias cristianas perseguidas y forzadas a abandonar sus pueblos de origen en el Norte de Iraq.

Un GRITO ante la barbarie, sangría y sinrazón que las milicias terroristas del Estado Islámico (ISIS) están cometiendo en Iraq, asesinando, torturando y forzando a abandonar sus hogares y pueblos a cristianos y miembros de otras minorías religiosas tradicionales. Familias enteras que no quieren abnegar de su Fe se ven obligadas a huir para evitar ejecuciones sumarias o una forzada esclavitud, en el caso de mujeres y niños, y se encuentran en una situación sobrevenida de dura precariedad.

De ALIENTO, porque con nuestra ayuda queremos no sólo ayudarles en aliviar sus necesidades más básicas, sino también que perciban que no están solos y tienen todo nuestro ánimo y apoyo.

La mayoría de familias desplazadas ha encontrado refugio en la zona norte del país y el Kurdistán, pero se estima que son más de 5.000 familias las que se han refugiado en iglesias y conventos en Bagdad, y a ellas va dirigida la ayuda que recaudemos.

Más información en: www.fundacionfpsc.org/iraq