El pasado mes de enero se entregó el informe final del proyecto “Acceso de las mujeres de la comuna Jbel – Habib (Tetuán) a una formación que les permita llevar a cabo actividades productivas”, financiado por Ayuntamiento de Madrid.

La FPSC ha trabajado en consorcio con la Asociación AMPFR, que está “promocionando la mujer marroquí” a través de la lucha contra analfabetismo, escolarización de las jóvenes mujeres rurales, fomento de las acciones sociales, económicas y culturales a favor de la mujer y elaboración de los proyectos generadores de ingresos para mujeres.

Atendiendo a esta filosofía, se ha querido dotar a las mujeres rurales de un local multifuncional para la educación, capacitación y el conocimiento, que hará llegar muchos de los servicios sociales y culturales a las mujeres marginadas de la comuna de Dar Chaoui, área rural de Tetuán (aunque inicialmente fuera la comuna de Jbel-Habib la localidad objetivo para el desarrollo del proyecto).

El centro se ha provisto con equipos técnicos necesarios (máquinas de bordar, máquinas de coser, etc.), y con mobiliario de oficina y para las aulas.

Durante el primer año de existencia del centro, paralelamente con la terminación de las obras de construcción, ya se han impartido cursos de formación profesional de bordado, diseño de corte y confección tradicional y moderno, alfabetización y sensibilización en el área de Derechos Humanos o participación política.

1.318 mujeres, principalmente las más jóvenes y pobres de las áreas rurales de la región, que quieren disfrutar de las mismas oportunidades que las mujeres en la ciudad, se han beneficiado de este programa.

Este proyecto, además, tiene como fin servir de proyecto piloto para otras regiones donde está presente la Asociación AMPFR, con el fin de mejorar las condiciones de vida de las mujeres rurales y peri-urbanas, sin las que no puede haber un desarrollo humano sostenible.