La escasez del agua en Etiopía provoca sequías cíclicas, lo cual incide directamente en la alimentación. Como resultado, la población, y en particular los niños, presenta severas deficiencias en el desarrollo y la salud, que le priva de otros derechos, como el de la educación.

 

Como solución a esta situación, en 2008 se inauguró El Centro Materno-Infantil en Muketuri, North Shoa, Etiopía, que acoge a 250 niños de edades de 4-5 años, a los que se prepara para la escuela primaria y se alimenta adecuadamente. En el centro, además, se ofrece a sus madres formación en agricultura y nutrición.

 

  

 

 

 

Para este fin, se cuenta con un huerto donde se cultivan verduras, 600 árboles frutales, un vivero, una granja con 4 vacas y 200 gallinas, y un pozo para cubrir las necesidades alimenticias del centro y realizar los cursos de capacitación. Asimismo, el centro se constituye como el único sitio en la zona donde la población puede recibir asistencia médica básica.

 

 

 

 

 

 

La FPSC cree que para paliar las necesidades básicas de la población de Muketuri la única alternativa es mejorar su alimentación, por eso el proyecto que la Fundación iniciará a finales del presente año, y que cuenta con la financiación del Ayuntamiento de Alcobendas, tiene como prioridad la seguridad alimentaria, mediante la construcción de un aula adicional al Centro ya existente para poder atender a más niños, hasta la edad de 6 años, dando respuesta a la nueva ley etíope referente a la educación que aumenta hasta esta edad la admisión de alumnos en centros preescolares.

 

 

Además se va a perforar en la zona de Muketuri pozos para el abastecimiento de las familias de las 50 mujeres asistentes al curso (madres de 50 nuevos niños admitidos en el Centro). Un mismo pozo será compartido por 5 familias pertenecientes a una zona cercana y servirá para regar sus huertos familiares que habrán aprendido a trabajar durante la formación.

 

Por otra parte, el acuerdo firmado entre la FPSC y la Fundación CIONE Ruta de la Luz viene a reforzar el trabajo de la FPSC en Etiopía: los profesionales de la Fundación colaborarán en nuestros proyectos, enviando al terreno a ópticos para hacer las revisiones y donarán las gafas correctoras, mejorando de este modo la salud visual de las poblaciones desfavorecidas, sobre todo en África. Las gafas graduadas que se enviarán desde España, se montarán en los talleres solidarios de la Fundación Ruta de la Luz.