El proyecto Volga nace hace aproximadamente cuatro años con el espíritu de fortalecer a la mujer y apoyar a la familia en Rusia, una institución muy castigada durante el régimen soviético. Haciendo uso de una vivienda adquirida por la FPSC a través de una sociedad participada-DUINSA-en la capital rusa, un grupo de mujeres ha articulado un programa de formación que incluye, residencia para estudiantes universitarias, y clases de idiomas (francés, alemán y ruso).

 

 

 

Durante su estancia, el personal desplazado a Moscú, mantuvo varias reuniones con los responsables de la gestión del proyecto Volga, con objeto de estudiar las posibilidades de participación de la FPSC, e identificar un nuevo proyecto de formación para mujeres, que se traduciría en la creación de una escuela hostelera, lo que favorecería su acceso al mercado de trabajo y el desarrollo del sector servicios.

 

 

Asimismo, el jueves 13 de mayo, se celebró una reunión con la Directora de la Escuela de Estudios Políticos de Moscú, Elena Nemisrovskaya, una organización dedicada al fortalecimiento de la educación y la sociedad civil rusa. Durante la entrevista, se discutió la posibilidad de colaborar a través de los Seminarios Internacionales, organizados por el CEMOFPSC, y se invitó a la escuela a formar parte de la Red de ONGD que la FPSC tiene previsto crear en Europa del Este.