Merece la pena comentar algunas de las cuestiones que se debatieron en este interesante Foro:

Una gran parte del público eran jóvenes, la Directora General Sra. Bokova utilizó el término «youth-quakes» de Oriente Medio para demostrar que los jóvenes pueden hacer grandes cambios.

 La religión y la ética también se discutieron. El Sr. Bondevik, ex Primer Ministro de Noruega, dijo que la educación religiosa es necesaria para la paz, ya que entender la propia religión facilita el entendimiento de las otras religiones.

Vishakha Desai, director de la “Asia Society”, señaló que los estudiantes de Asia obtienen buenos resultados en los exámenes porque su educación se califica con parámetros objetivamente medibles. Por otro lado, observó que en Occidente la mentalidad de la “Ilustración” ha ido separando «lo racional» (educación basada en conocimientos calificables) de «lo emocional» (educación basada en valores). Asimismo, destacó la importancia de la educación basada en valores para garantizar el verdadero progreso.

Finalmente, y tal vez más interesante para nosotros, la Sra. Bokova dijo que sólo el 2% de los fondos para los desastres nacionales y la ayuda humanitaria se destina a programas de educación. Dijo que la UNESCO siempre está tratando de aumentar esta cifra, y más si cabe durante las épocas de crisis porque reconoce el papel clave que juega la educación en el desarrollo.

En este sentido hay que añadir que varias agencias de NNUU a través de la iniciativa 20/20 contrajeron el compromiso hace 15 años de conseguir que países donantes y países receptores dedicarán el 20% de la AOD (Ayuda Oficial al Desarrollo). Los donantes financiando servicios sociales básicos (esencialmente educación y salud) y los receptores dedicando el 20% de sus presupuestos a estos mismos sectores.  Evidentemente, todavía están muy lejos unos y otros.