En estas fechas navideñas, tenemos muy presentes a todas las personas que están sufriendo las consecuencias de los conflictos armados, en especial en Siria e Irak.

Agradecidos por todo el apoyo que recibimos, seguimos contando con vosotros para seguir ayudando a tantas personas (familias enteras) que se han visto obligadas a abandonar sus hogares y lo han perdido todo. Pero en este contexto dramático, los niños se encuentran en situación de máxima vulnerabilidad, y son ellos los que toman especial protagonismo para nosotros estas Navidades.

Un año más, nuestro Christmas recoge dibujos de niños del campo de refugiados Virgen de María de Bagdad. En Irak, la FPSC mantiene su campaña “Irak: un grito de aliento”. Las carencias en este campo son muchas, y cubrir las necesidades más básicas de las familias que viven en él depende de todos.

Asimismo, la campaña de Navidad de la FPSC (www.teatroporlavida.org) tiene como objetivo construir un #teatroporlavida, un módulo prefabricado, donde los niños, con y sin discapacidad, del campo de refugiados sirios de Za’atari (Jordania) puedan desarrollar la actividad de teatro inclusivo de la FPSC. Una iniciativa muy necesaria que mantiene la ilusión de quienes participan en ella y donde se crea participación, ayuda psicosocial, creatividad, inclusión, esperanza de futuro… VIDA.

¡Contamos contigo!