La recaudación de la campaña de la Fundación Promoción Social en apoyo a las Hermanitas de los Pobres en Segovia alivia la muy difícil situación por la que atraviesan a corto plazo, pero nos siguen haciendo un llamamiento a nuestra solidaridad.

Se ha recaudado y enviado hasta la fecha 10.700 euros.

Nos explica Sor Rosa, la Madre Superiora, que su misión es salir a la calle a pedir, la residencia y su manutención depende de los donativos de la gente, y cómo en contexto COVID no lo pueden hacer para no ponerse en riesgo (mayores) ni poner en riesgo a los mayores de su residencia. El COVID-19 cortó de forma súbita su fuente de ingresos.

Los gastos en los que incurren se han disparado. Dos de las Hermanas fallecieron por la pandemia y tienen la necesidad de contar con personal contratado. Nos comenta que en los supermercados les daban alimentos, como galletas (que para la residencia son alimentos básicos), aceite de girasol para la freidora, etc. y ahora tienen que destinar dinero a comprarlos.

Nos comenta con gran alegría Sor Rosa, que el último envío de dinero, en el marco de nuestra campaña, se destinará al pago de nóminas del personal de la residencia de mayores que regentan, que se trata de una gran obra social. En la residencia de Segovia, las Hermanas atienden y cuidan a personas mayores, especialmente a aquellas en situación de vulnerabilidad económica.

Nos explica Sor Rosa que no sabía cómo iban a pagar las nóminas este mes.

Durante ese día le había tenido que dar dinero a un operario para la compra de un material para una reparación en la residencia, dejando