El pasado lunes 3 de agosto de 2009 tuvo lugar la inauguración de los cursos de formación en Producción Textil para mujeres palestinas en la sede del Fashion and Textile Industry (FTI) de Belén. Se trata de un programa cofinanciado por la Comunidad de Madrid y la Fundación Promocíón Social de la Cultura. Las clases comenzarán el lunes 10 de agosto pero antes, las futuras profesionales decidieron asistir a esta sesión introductoria.

 

Un total de 46 mujeres palestinas participaron en las actividades de esta jornada que empezó con el discurso de Simon Awad, responsable del FTI, que explicó cómo 400 mujeres palestinas se beneficiarán directamente de estos cursos de formación profesional que les permitirá acceder al mercado laboral, impulsando así el desarrollo económico de la zona y la calidad de vida de 2.600 personas.

 

Las beneficiarias del programa son mujeres del área de Belén seleccionadas de entre los sectores más desfavorecidos. Es común en esta zona que las mujeres lleven todo el peso familiar, en familias con una media de 6 hijos, por lo que es vital que estas madres o hermanas tengan trabajo. Así, las participantes en los cursos de formación son mujeres cabeza de familia, mujeres de familias trabajadoras que viven por debajo del umbral de la pobreza, así como aquellas que se encuentran en estado de desempleo desde hace más de un año.

 

Las alumnas asistirán a 4 meses de clases en las que aprenderán a diseñar, cortar, hacer patrones y coser, con lo que tendrán la posibilidad de dominar todo el proceso de creación de ropa. Las profesoras de estos cursos presentaron sus materias y mostraron a las alumnas las aulas en las que a partir del próximo lunes 10 de agosto empezarán a convertirse en profesionales de la industria textil. «Hay siete tipos de máquinas de coser que hay que dominar», les explicó la profesora de costura mientras les mostraba la sala llena de aparatos en la que trabajarán.

 

Por su parte, las alumnas dieron muestras de entusiasmo al agradecer la oportunidad que se les brinda con estos cursos y siguieron con atención todas las explicaciones. «Yo me quiero especializar en los distintos tipos de costura», aseguró Wala, una adolescente de Beit Hanina muy entusiasmada con los cursos.

 

El responsable de Cáritas Jerusalén, Eillya Constantinides, abordó la función de Cáritas Jerusalén como socio local del proyecto. Las expatriadas de FPSC en Jerusalén, Micaela O’Herron y Sofía Sainz de Aja, acudieron al evento para dar la bienvenida a las participantes y explicar el papel de la CAM y FPSC en el proyecto.

 

El comienzo de la Segunda Intifada en el año 2000 supuso un duro golpe para la ya afectada situación económica y social de la población de Belén. La bajada del Turismo debido a la inseguridad de la zona y la posterior construcción del Muro de Separación en 2002 llevó a muchas familias a la ruina. Actualmente la población del área de Belén es de 180.000 habitantes de los que 15.000 son refugiados. La tasa de desempleo es muy alta, en 2007 llegaba a un 58% entre las mujeres mayores de 15 años, por lo que estos cursos de formación en producción textil suponen una oportunidad única para que estas mujeres palestinas entren en el mercado laboral.