La entrada en vigor de la Ley orgánica de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia establece un nuevo marco de derechos de los menores en España.

La ley contiene avances para la protección de los menores tanto en la fase de investigación de casos de violencia sexual, como de instrucción del sumario  y en la fase del juicio.

Incorpora muchas novedades, entre ellas la prevención de la violencia ejercida a través de Internet y las nuevas tecnologías, donde se contempla el delito de abuso sexual sin contacto cuando se le propone al menor un encuentro o participar en un acto sexual a través de estos medios, y el acceso por parte de entidades educativas y de ocio a un registro de pederastas para evitar su contratación, así como la prevención de la violencia entre iguales.

Estas han sido algunas de las reflexiones expuestas en el marco del las Jornadas Nacionales “Del daño a la recuperación en los menores víctimas de violencia sexual y sus familias”, en la localidad de El Puerto de Santa María, en el Centro Cívico Augusto Tolón, durante los días 1 y 2 de octubre. Dichas jornadas fueron organizadas por el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, la Fundación Márgenes y Vínculos, la Fundación Promoción Social de la Cultura y la Diputación Provincial de Cádiz, y contaron con la colaboración activa del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Junta de Andalucía y la empresa municipal El Puerto Global.

Las jornadas estuvieron dirigidas a un público integrado por profesionales que trabajan directamente con menores, en el ámbito social y de la salud, venidos de toda Andalucía y de otros puntos de España como Barcelona, Madrid y Canarias.

Durante el primer día tuvo lugar la sesión de apertura de las Jornadas a cargo del Alcalde del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, David de la Encina Ortega, la Delegada de Igualdad y Bienestar Social de la Diputación Provincial de Cádiz, Isabel Armario Correa, la Concejala de Participación Ciudadana, Igualdad y Políticas Transversales del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Matilde Roselló del Castillo, el Presidente de la Fundación Márgenes y Vínculos, Francisco Mena de Mira, y la Directora General de la Fundación Promoción Social de la Cultura, María Beamonte Sáez.

A continuación se abordó la cuestión de “qué entendemos por violencia sexual contra menores y cómo detectarla” a través de la ponencia de Eva González Ortega, Dra. En Psicología y experta en sexualidad e infancia y adolescencia de la Universidad de Salamanca, quien entre otros aspectos subrayó que hay dos componentes imprescindibles para que exista abuso sexual de un menor: la asimetría de edad entre la víctima y quien abusa, y la coerción. También resaltó que en un tercio de los casos detectados, el agresor es un menor.

Tras esta sesión tuvo lugar la conferencia «Intervención desde el punto de vista sanitario ante la violencia sexual a menores” por parte de Jesús García Pérez, Presidente de la Sociedad Española de Pediatría Social.

En ella indicó que para el equipo sanitario encargado de explorar al menor para obtener pruebas médicas del abuso, el único interés debe ser el bienestar del menor, esta intervención nunca debe realizarse en dependencias policiales, y siempre que sea posible el pediatra o ginecólogo debería ser una mujer.