La FPSC prosigue en Etiopía la ejecución del proyecto Incremento de la productividad agrícola con enfoque ambiental y de género en East Wellega (Oromiya), Etiopía”, financiado por AECID y localizado en tres distritos cercanos a la población de Nekemte.

La FPSC visitó la zona de actuación junto a la población de Nekemte, en la provincia de East Wallenga, los días 21 al 23 de junio, donde se comprobó el estado de ejecución de las principales actividades del proyecto.

Se comenzó visitando el distrito de Sasiga, donde se ha construido un vivero forestal con una producción anual de 143.500 plantas, entre las que destacan las especies de café, jacaranda, ciprés, neem, aguacate y gravilia, entre otras. Con las plántulas producidas, la mayor parte de ellas a raíz desnuda y un porcentaje bajo en bolsa, los beneficiarios del proyecto realizarán en los meses de julio-agosto-septiembre, coincidiendo con la época de lluvias, tareas de reforestación de terrenos baldíos y erosionados donde la agricultura no es posible, con objeto de recuperar esas zonas, proteger el suelo frente a la erosión y obtener productos y servicios del bosque.

Tras esto, se visitaron zonas agrícolas donde la población beneficiaria ha recibido semillas mejoradas de maíz, comprobando el mayor crecimiento y producción en comparación con plantaciones sembradas anteriormente.

Se tiene previsto realizar una diversificación de cultivos al término de la estación lluviosa, introduciendo otros cereales y hortalizas que requieren de condiciones de luz y temperatura diferentes a las actuales. Asimismo se ha dotado a los agricultores de fertilizantes químicos y se les ha formado en la producción de compost y fertilizantes orgánicos, con objeto de asegurar la sostenibilidad del proyecto y encauzar la producción en términos de agricultura orgánica, cumpliendo los límites productivos para alcanzar la seguridad alimentaria en la zona.

De camino al distrito de Diga se visitó la zona en la que está previsto construir un pequeño dique de mampostería y hormigón armado para retención de agua y posterior canalización mediante acequias aguas abajo de la presa. Hasta la fecha, se han acarreado unos 4 m3 de piedras y arena para la construcción de las infraestructuras.

Posteriormente se visitó el distrito de Diga, donde se comprobó los buenos crecimientos de la maíz sembrado con semillas mejoradas. En la zona, un asentamiento de refugiados de la zona de Somali y frontera con Eritrea se mostraron muy agradecidos por la ayuda prestada con el proyecto. Asimismo, se visitó el vivero forestal construido en este distrito, con una capacidad anual aproximada de 65.000 plantas, destacando dos especies arbóreas locales, el Koshinm, utilizado para establecer cercas y cerramientos naturales, y el Bisana, apreciado por las abejas y gran vector de polinización para los cultivos adyacentes. En este vivero también se está produciendo papaya.

Junto con estas actuaciones, destaca la construcción de 4 km lineales de diques para la corrección hidrológica de cárcavas y barrancos y 33 km lineales de terrazas destinadas a frenar la erosión del suelo y luchar contra la infestación del mismo por termitas. Asimismo, los beneficiarios, contando siempre con un elevado porcentaje de mujeres presentes, han sido formados y capacitados en diversificación de insumos agrícolas, tratamiento de animales frente a la Tripanosomiasis, nutrición equilibrada, mantenimiento y conservación de regadíos a pequeña escala, plantación de árboles y mantenimiento de viveros y control de termitas. Además, se impartieron formaciones básicas en finanzas y se han establecido tres cooperativas agrícolas, una en cada distrito, con el fin de dar salida a las producciones agrícolas excedentes sirviendo de un pequeño mercado para venta a distritos cercanos y mejorando la situación socioeconómica de la zona.